IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

El turismo viene lento

Ya existen tendencias que apuntan a que muchas personas se preocupan porque su consumo sea más consciente, algo que se puede ver también en el sector turístico. Algunas muestras de esto son el hecho de que la ONU fijase el 2017 como el año … [ leer más ]

Lo más leído

El turismo viene lento

8 enero, 2019, en Sin categoría por Blanca Elenda


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Ya existen tendencias que apuntan a que muchas personas se preocupan porque su consumo sea más consciente, algo que se puede ver también en el sector turístico. Algunas muestras de esto son el hecho de que la ONU fijase el 2017 como el año del turismo sostenible, o que, según un estudio del Global Sustainable Tourism Council, el 35% de los turistas esté dispuesto a pagar más para alojarse en hoteles eco-friendly, más cuidadosos con el medio ambiente.

Algo que me resulta súper interesante y que se suma a esto es que hoy en día decidimos qué compramos, cómo, cuándo y dónde; compartimos la confianza que nos da (o no) un proveedor; decidimos lo que queremos ver y escuchar, y hablamos con otros usuarios, les preguntamos y respondemos. En resumen, nos hemos empoderado como consumidores, y también como turistas.

El abanico de necesidades que buscamos cubrir cuando viajamos ha aumentado o, al menos, se ha puesto de manifiesto con más evidencia, gracias seguramente a eso último. Al viajar hay quien busca una transformación, quien quiere aprender, desconectar, vivir experiencias que marquen un antes y un después o conocer y entender lugares y personas, y todo ello con la mayor comodidad, seguridad y flexibilidad posibles.

Importan los sentimientos de las personas que viajan, sus intereses, opiniones, emociones y actitudes frente a los destinos y las experiencias que en ellos viven. Experimentamos y sentimos el destino, vamos allí a hacer algo y no solo a visitarlo. Queremos conocer su cultura, sus tradiciones, entender su historia, zambullirnos en su forma de vida local… y obtener una imagen positiva, sostenible, responsable y consciente.

cropped-castiñeiro.jpg

La Organización Mundial del Turismo y la Comisión Europea de Viajes han señalado la aparición de ciertos cambios en el estilo de vida de las personas, que se manifiestan en una sensación de insatisfacción provocada por la presión del tiempo, algo de lo que habla mucho el movimiento slow y que será tema de otro post, pero que en cuanto al sector turístico se traduce en que se demandan viajes cortos pero intensos, saludables, éticos y conscientes, transformadores e ilustrativos.

Estoy convencida de que, en el futuro, serán cada vez más las personas que se apunten a un modo de vida slow, consciente, lento y respetuoso con los demás, con el entorno y con una misma.

Mientras va fluyendo el cambio… ¿qué tal un finde de escapada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada