IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Quién cosechó el analfabetismo digital de los maestros

La pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID -19) ha puesto al descubierto la gran brecha digital que existe y persiste en diversas disciplinas y profesionistas de nuestro país, entre ellas la hoy demandada educación pública online. Si bien las y … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Quién cosechó el analfabetismo digital de los maestros

20 agosto, 2020, en Transformación Digital por #IvanJobs
Tags: , , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

La pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID -19) ha puesto al descubierto la gran brecha digital que existe y persiste en diversas disciplinas y profesionistas de nuestro país, entre ellas la hoy demandada educación pública online. Si bien las y los profesores de educación preescolar, básica, media y superior dominan su práctica pedagógica en el plano presencial, la emergencia sanitaria los hizo replantear su modelo al terreno digital, en donde sus herramientas son el internet, una computadora con cámara, habilidad para su operación y mucha paciencia.

El sistema educativo nacional se encuentra en una etapa de aprendizaje de emergencia, ya que tan solo en cinco meses (abril – agosto) las instituciones públicas y algunas privadas han tenido que cambiar radicalmente sus esquemas de enseñanza, utilizando plataformas colaborativas como Zoom, Microsoft Teams, Google Meet, Webex, entre otras, además de realizar una intensa capacitación a su planta docente para que dominen el uso e interacción en estos salones virtuales.

Este reto tecnológico, del que escuchamos más quejas que buenos augurios por parte de los docentes, radica en que las principales limitaciones que manifiestan son: edad avanzada, no contar con un buen equipo de cómputo, falta de internet de buena velocidad, poco o nulo manejo de herramientas tecnológicas, falta de control físico del grupo (autoridad), y lidiar con el acceso que tienen los alumnos a una gran cantidad de información, de diferentes partes del mundo, con la cual contrastan a docentes que no están preparados para romper un esquema rígido de cátedra.

Para los mentores que rondan entre los veinte y los treinta y tantos años de edad (nativos digitales), el manejo de la tecnología y la interacción con sus grupos no ha sido problema, ya que es una extensión de la manera en que se comunican hoy en día. El único reclamo que se les puede hacer a estos profesionales es la pérdida de formalidad (profesor – alumno), manifiesta en el léxico e interacción informal utilizada. Este estilo o método genera empatía con el estudiante pero también puede distorsionar el aprendizaje de algunos que están acostumbrados a ser guiados por una autoridad.

Se dice que los avances tecnológicos revolucionan la educación, pero la realidad es al revés, la educación debe preceder a la tecnología, ya que son investigadores, científicos e ingenieros quienes gracias a sus estudios crean nuevas tecnologías para que la población tenga acceso e inclusión a la educación virtual.

México requería de una sacudida (pandemia) para dar el salto hacia la innovación educativa y la transformación digital de las instituciones. Esta es una breve cronología de la lentitud en la innovación en la materia: en 1968 se puso en marcha el primer modelo de Telesecundaria; en 1981 se creó la División de Televisión Educativa del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA); en 1995 se puso en marcha el Sistema EDUSAT-SEP-ILCE, con transmisiones vía satélite para llegar a todo el país.

El mayor paso que dio nuestro país hacia la modernidad educativa fue en el 2004 con el Programa Enciclomedia, cuya estrategia didáctica se fundamentó en un software, acompañado de un pizarrón electrónico y un CPU que albergaba el contenido de los libros de texto gratuitos, conteniendo fotografías, mapas, visitas virtuales, videos, películas, audios, interactivos, animaciones y otros recursos tecnológicos, propiciando un trabajo conjunto y mayor interacción a favor del aprendizaje, entre maestros y alumnos, favoreciendo además competencias de pensamiento y observación.

Este magnífico proyecto, de hace 16 años, usaba el internet como base de la educación moderna, siendo la puerta de entrada para los docentes del dominio de las herramientas tecnológicas. Lamentablemente por corrupción y falta de visión del Gobierno y Sindicato dejó de funcionar. Hablando del uso de la internet, la educación tradicional solo utiliza la www para que los alumnos consulten contenidos post clase, esto representa el uso de la web 1.0. Para darse una idea, gracias a la COVID -19, en pocos meses pasamos de un jalón de la web 1.0 a la 4.0, razón por la cual algunos docentes se encuentran en una severa crisis.

Para que se den una idea del atraso del que se adolece. La web 1.0 apareció en los años 90´s en donde solo se podía consumir contenido. La web 2.0 apareció en 2004 con la posibilidad de que el internauta tuviera interacción en foros y blogs. Años después surgirían las redes sociales. La web 3.0 surge por el 2010 y se asocia a la web semántica, mientras que la web 4.0, cuyo inicio fue en el 2016, ya ofrecer un comportamiento inteligente y predictivo, apoyado por la Inteligencia Artificial, de modo que podemos poner en marcha un conjunto de acciones al mismo tiempo.

Cerrando con la pregunta que hice al principio, ¿quién cosechó el analfabetismo digital de los maestros?, la respuesta ronda entre los gobiernos y legisladores en turno, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la Unión Nacional de Padres de Familia, los docentes y los padres de familia. El deber y responsabilidad de que la educación vaya a la par de los avances tecnológicos y los métodos pedagógicos modernos, como el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), el Flipped Classroom, el Aprendizaje Colaborativo, la Gamificación, el Design Thinking y el Thinking Based Learning, es de todos.

Jean Paul Sartre, filósofo existencialista francés dijo: “El hombre está condenado a ser libre”, refiriéndose al ser humano y su posición ante el mundo.

¿Cuál es tu posición ante la innovación de la educación en México?

Iván Olvera Rodríguez

Periodista Digital / Management 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada