IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Redes sociales, el éxito del marketing online

Internet se ha convertido en la herramienta más poderosa para que las empresas den a conocer su marca y promocionen sus servicios a la comunidad internauta. Las redes sociales son claves para que la estrategia de marketing cumpla sus expectativas. … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Twitter, reto del periodismo y la marca personal

20 abril, 2016, en Periodismo por Natalia Repila Manzanas
Tags: , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

El pasado 21 de marzo de 2016 se cumplían exactamente diez años desde que Jack Dorsey publicará el primer tuit de la historia de Twitter. La red social cerró 2015 con tendencia bajista en bolsa y 320 millones de usuarios, una cifra aún muy alejada al número de seguidores que tiene Facebook (alrededor de 1.500 millones). Nos obstante, Twitter se muestra como la herramienta social con más influencia informativa.

Periodistas, políticos, deportistas, personajes públicos, ciudadanos… La mayor parte de los grandes sectores de la sociedad ya optan por lanzar comunicados y noticias a tiempo real en Twitter, ¿he aquí el futuro del periodismo? Los medios de comunicación lo tienen claro, un perfil (o varios) en Twitter y un buen uso de la red social amplia el público potencial y genera nuevos seguidores, la tendencia de noticias a golpe de 140 caracteres está en apogeo.photo-1457433575995-8407028a9970

 CÓMO OPTIMIZAR EL USO PROFESIONAL DE TWITTER

Adaptarse o morir. El periodismo ha tenido que acomodar su lenguaje y modo de trabajo a la era 2.0, los nuevos canales para informar a la ciudadanía ya conviven con los medios tradicionales. Twitter posee la capacidad de encumbrar un buen trabajo periodístico, no obstante, del mismo modo, puede manchar la marca personal de quien carece de buenas prácticas para trasmitirlo en la red social.

El profesional de la comunicación tiene en sus manos la opción de aprovechar la utilidad que brinda este nuevo medio de difusión de noticias y fuente de información (sí, Twitter ya es también una fuente de información que requiere ser tenida en cuenta) y aprender los entresijos y oportunidades que ofrece la red social para optimizar su uso:

  • Calidad y credibilidad: si bien es cierto que Twitter permite un tono más desenfado e informal que una publicación en un determinado medio de comunicación, no por ello hay que descuidar el valor noticiable de las publicaciones y, ni mucho menos, el nivel de veracidad. Originar desconfianza a los usuarios de la red social a cambio de información inmediata y sin verificar causan descrédito profesional. El estándar de calidad no debe disminuir en aras de la rapidez informativa.
  • Valor informativo vs. Spam: de poco sirve utilizar Twitter como un canal de difusión de información corporativa, ¿de verdad crees que el público no está ya saturado de publicidad? Twitter es un canal en el que cabe la promoción, cualquier medio o empresa lo utiliza así, pero la atención del usuario se capta aportando valor, calidad informativa, entretenimiento o compartiendo datos de otros que puedan ser interesantes para nuestros seguidores.
  • Analizar el público objetivo: igual que una empresa necesita un trabajo de campo para investigar cuál es su nicho y adaptar sus servicios a las características de su público, en Twitter igualmente es necesario indagar sobre el tipo de usuario al que nos dirigimos. Cierto es que los medios de comunicación generalistas publican sobre cualquier noticia y abarcan un segmento de mercado muy amplio, pero también resulta lógico que un periodista especializado en economía tenga seguidores interesados en economía. Saturar a nuestros usuarios con temática de cualquier tipo, para generar actualizaciones continuas, tiene poco sentido si éstas no son de interés para ellos.
  • Interacción: uno de los puntos fuertes de Twitter es que aproxima al creador de contenido con quienes consumen su información. Aunque los medios digitales ya ofrecían la opción de comentar las noticias, en esta red social esa pauta ha evolucionado a la conversación ágil. Los usuarios tienen capacidad para opinar, aportar nuevos puntos de vista e iniciar discusiones que pueden ayudar a viralizar un contenido.
  • Cercanía: los medios de comunicación y empresas que han optado por dar un aire desenfadado y un tono mordaz a sus publicaciones obtienen más seguidores. Cuentas como la de JotDown, Diostuitero o incluso la de un organismo oficial como el Cuerpo Nacional de Policía han hecho del humor el protagonista de su timeline y les ha funcionado. En poco tiempo han conseguido enganchar a los usuarios, causar más interactividad y, a partir de ahí, dar a conocer sus informaciones (no olvidemos que la difusión del contenido es la meta principal). Asimismo, los usuarios valoran la naturalidad, por ello las consecuencias de un error o un mal tuit causan menos daños si se reconocen y enmiendan a tiempo y que si se intentan ocultar borrando publicaciones (hay medios que no aprenden que las capturas de pantalla no son alta tecnología).88194_540x657
  • Twitter como fuente de información: a pesar de que una red social requiere un especial esfuerzo para contrastar la multitud de contenidos allí vertidos, Twitter se ha convertido en el lugar favorito para informarse de una importante cantidad de usuarios. La inmediatez causa su efecto y Twitter se convierte en una herramienta para localizar información rápidamente. La tendencia periodística gira en torno a ir tuiteando los hechos según suceden, en vez de esperar a que se publique la noticia completa en un medio de comunicación. Igual ocurre con los ciudadanos que son testigos directos de un acontecimiento y deciden compartirlo mediante tuits. También organismos oficiales y profesionales públicos están utilizando esta red social para realizar comunicados. Un buen uso de las listas (por temáticas, tipología de medios, intereses…) facilitan esa búsqueda de noticias de una forma organizada. Twitter es sin duda una fuente más de información a tener muy en cuenta, otras más únicamente, es imprescindible no relegar las demás a un segundo plano.
  • Analizar resultados: una buena estrategia de comunicación requiere un profundo estudio de los beneficios o efectos que aporta. De poco sirve lanzar mensajes si no se tiene en cuenta el valor que los usuarios le dan a éstos o si realmente llegan a ellos. En Twitter, obviamente un tuit publicado desde una cuenta con multitud de seguidores tiene grandes posibilidades de causar repercusión. No obstante, esa repercusión se trabaja a través de la marca personal, de la autocrítica y de adoptar los cambios que un buen análisis de resultados aporta. En Twitter es posible visualizar el efecto y viralidad de la actividad de la propia cuenta. Además, las reacciones de los usuarios a nuestras publicaciones también ayudan a estudiar qué interesa, cómo causar interactividad o incluso inspirar temas para publicaciones posteriores.

 

 EL DESAFIO DEL PERIODISMO

Las redes sociales, y en especial Twitter, se han convertido en una nueva forma de entender el periodismo. A día de hoy, es esencial tener en cuenta las manifestaciones de los usuarios. La comunidad ha dejado de ser un mero espectador, ahora participa de las informaciones e incluso crea contenido, el periodismo ciudadano pisa fuerte. Es elección de la profesión periodística aprovechar las aportaciones de una sociedad interesada por la actualidad u obviar las voces ante una red abierta e informativamente democrática.

Una herramienta como Twitter permite a los profesionales del periodismo acercarse a fuentes informativas y crear nuevos contactos, saber qué interesa o sobre qué tuitea una comunidad (en un determinado punto geográfico) y convertir un proyecto informativo en un trabajo colaborativo. El periodista tiene que invertir esfuerzos para optimizar el uso profesional de redes sociales como Twitter y trabajar para que el usuario valore y distinga las aportaciones ciudadanas de las publicaciones con una calidad profesional periodística dignas del oficio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada