IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

¿ES ACEPTABLE EL ENTRAMPAMIENTO POR PROGRAMAS AMARILLISTAS?

En el programa de séptimo día que salio al aire el 8 de febrero de 2015, pudimos observar nuevamente, un ejemplo de la práctica que ya han hecho común de, a la manera de la Cia, de la Dea o … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

PODEROSOS EN FUGA.

3 septiembre, 2014, en politica, Sin categoría por Mauricio Sánchez
Tags:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

 

huir

Es inquietante como varios funcionarios de alto rango se convierten en fugitivos en cuanto la justicia penal enfoca su mirada para que respondan por sus actuaciones.

Pero lo inquietante no es solo el hecho de que funcionarios que juraron al momento de posesionarse en sus cargos, respetar y cumplir con la constitución y la ley, le hagan el quite a las mismas en cuanto son llamados o tienen riesgo de ser llamados a responder por la justicia, sino el hecho de que lo hagan argumentando no tener las garantías para su defensa.

Una de dos, o no tienen garantías para su debida defensa o no tienen garantías para salir absueltos, y ello en ambos casos representa una situación grave para la justicia en Colombia.

Si los funcionarios que ostentan el poder no cuentan con garantías procesales, qué podría decirse de un pobre parroquiano que no tiene los recursos para hacerle el quite a la justicia.

La justificación entonces sería válida en todos los casos, simplemente habría que decir que frente a la justicia en Colombia lo mejor sería decirle al implicado que ponga pies en polvorosa, -piérdase por que no hay garantías-, su mejor opción es la huida.

El problema es que la percepción de justicia es la base de la democracia, si no hay justicia los demás poderes pierden su soporte. Solo la percepción de justicia permite que el ejecutivo ejecute y que el legislativo legisle. Solo la justicia permite  que haya una convivencia pacífica.

En otros términos, la única razón que permite considerar una democracia como un sistema legítimo y diferenciarlo de un régimen de barbarie esta en la justicia.

Las garantías procesales, los principios de legalidad y debido proceso, precisamente reflejan la naturaleza de la justicia como soporte del Estado de Derecho, sin justicia no hay estado de derecho y por lo tanto, la barbarie y la insurrección estarían legitimadas.

Por lo tanto, en la situación actual, en la cual debatimos en torno a la posibilidad de un proceso de paz, resulta fundamental reflexionar acerca de la justicia y su garantía para la existencia de un país en paz.

En últimas, el mensaje que dejan estos funcionarios resulta bastante inquietante, de que justicia hablamos si los funcionarios del más alto nivel no confían en la imparcialidad de los jueces. Como lograr una convivencia pacífica y resolver los conflictos de todo orden, pero en especial el conflicto social, si no es posible confiar en la justicia para hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada