IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Suena Guernica: música y arte se dan la mano

Los grandes aniversarios se tienen que celebrar por todo lo alto. Y si son relacionados con temas de arte, ¿qué mejor que hacerlo con actos llenos de creatividad? Este año se cumplen 80 años del nacimiento de uno de los … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

El presente y el futuro de las obras de Media Art

3 febrero, 2017, en Arte, Exposiciones, Museos, Patrimonio por Ignacio Granero
Tags: , , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Durante dos semanas el Arts Santa Mònica acogió la exposición Harddiskmuseum: Museo de archivos digitales únicos. Esta muestra constaba de una única pieza que daba título a la exposición, creación del artista Solimán López. En un disco duro ha almacenado la obra original y única cedida por varios artistas internacionales. De esta manera, Solimán López ha conseguido crear un auténtico Museo digital, que es visible por el espectador gracias a un sistema de realidad virtual.

Harddiskmuseum en funcionamiento Imagen: Ars Santa Mònica

Harddiskmuseum en funcionamiento
Imagen: Ars Santa Mònica

La exposición tuvo una última actividad consistente en una mesa redonda entre el artista Solimán López, la comisaria de la muestra, la periodista Roberta Bosco y el director de la New Art Foundation Vicente Matallana. El tema central de la charla fue el reto de conservar el arte digital y electrónico, con todas las problemáticas que se asocian a este tipo de nuevas expresiones artísticas. Antes de nada, conviene recordar una de las características del arte digital: la interactividad, sin la cual la obra electrónica no tiene sentido. Mientras que las obras de arte “tradicionales” existen por sí mismas sin importar la actividad de un espectador que las contemple, la gran mayoría de las obras de arte electrónico y digital dependen de una tecnología que permita la interacción del espectador para que “funcionen” y “existan”.

Harddiskmuseum Imagen: Ars Santa Mònica

Harddiskmuseum
Imagen: Ars Santa Mònica

En la mesa redonda Roberta Bosco alertó que en muchas obras de pioneros de Net.art se ha perdido la importancia de la interactividad al cambiar el funcionamiento de los navegadores de internet con las sucesivas actualizaciones, con lo que la obra ha dejado de tener su sentido original. En cuanto a la conservación, todavía los Museos no se están tomando en serio las necesidades de este tipo de obras de arte digital y son pocas las instituciones que tienen un departamento de conservación de Media Art, siendo uno de los referentes el Moma de Sant Francisco.

También habría que resaltar que muchas obras de Media Art fueron creadas como una alternativa al mercado y el Museo, como una experiencia artística. Así el arte tecnológico –especialmente el Net.art- se orientaba hacia lo inmaterial, para alejarse de los circuitos tradicionales del arte. Este carácter casi efímero hace que algunas de las piezas clásicas de los pioneros del Net.art se hayan desvanecido.

Roberta Bosco recordó que hay 3 acciones que tomar respecto al mantenimiento de estas obras digitales: conservar el código fuente o migrar a otro sistema que garantice la supervivencia de la pieza; adquirir los recambios necesarios de elementos que puede que no se produzcan en un futuro; y, en un último caso, conservar la obra a través de su documentación. Vicente Matallana apuntó que en la colección Beep tienen una ficha en la que están indicados todos los materiales y piezas de la obra para futuras necesidades.

Otro de las puntos que se comentó fue el de la falta de formación en el mundo artístico y de la conservación de este tipo de arte en España. No existe todavía una instrucción específica como artista digital en las Facultades de Bellas Artes, al igual que no hay conservadores que se hayan especializado en el arte tecnológico. Aún se tiene que crear una figura profesional adecuada a los requerimientos del arte y las nuevas tecnologías.

En cuanto a las tecnologías necesarias para la creación y la activación de la obra, el código libre y el open source están permitiendo la pervivencia del arte digital. Con anterioridad algunas obras que estaban desarrolladas con softwares vinculados a propiedad intelectual, por lo que desaparecieron en cuanto las empresas propietarias quisieron hacer cambios sobre sus softwares.

Por último, se subrayó que el arte digital funciona en internet, de manera autónoma y organizada. Esto se debe a que hay pocos coleccionistas de Media art y los Museos de arte contemporáneo todavía no se dedican a exponerlo y/o coleccionarlo. Las cifras de la crisis son muy elocuentes: el patrocinio y mecenazgo han caído un 75% en los últimos 10 años. Y el Media Art ha sufrido especialmente esta crisis.

 

En definitiva, el Media Art todavía no ha encontrado un hueco en los estamentos oficiales del arte contemporáneo por varios motivos: no se expone habitualmente, no se colecciona y presenta algunos problemas de conservación que poco a poco se están solucionando. Pese a ello, hay que considerar el arte digital como el auténtico medio de expresión de la actualidad, ofreciendo unas obras con nuevas posibilidades como el mencionado Harddisk Museum.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada