IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Rijskmuseum: el Museo que se dibuja y se comparte

9 diciembre, 2015, en Arte, Museos por Ignacio Granero
Tags: , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

El blog Verne del diario El país publicaba hace dos semanas un artículo sobre una preciosa iniciativa del Rijskmuseum: la de cambiar las fotografías de los móviles por lápices.

La famosa foto de los adolescentes que miran sus móviles delante de Rembrandt

Verne indica que el punto de partida fue una imagen de noviembre de 2014 que se convirtió en viral el año pasado: la de unos adolescentes que prestan atención a las pantallas de sus móviles mientras dan la espalda a la magnífica Ronda de Noche de Rembrandt. Muchos internautas pusieron su grito en el cielo comentando hasta dónde habíamos llegado con las tecnologías, cómo estamos abandonando los tesoros culturales, cómo los móviles están absorbiendo nuestra capacidad de maravillarnos ante el arte y la belleza. La instantánea se puso de ejemplo del apocalipsis tecnológico, y así lo subraya el artículo de Verne.

Pero, como sucede con muchas imágenes sin contexto, la interpretación de la fotografía era la equivocada. Otro internauta subió una instantánea en la que afirma que los mismos adolescentes estaban siguiendo con interés su visita por el museo, en un momento anterior. Y en un blog se desmonta esta teoría de la distracción explicando todo lo contrario: que los muchachos estaban consultando la aplicación del Rijskmuseum para ampliar información, como parte de una salida educativa por el Museo. Para las nuevas generaciones de nativos digitales, tecnologías como las apps, las RRSS y otros recursos tecnológicos son una herramienta habitual de conocimiento y comunicación. Las nuevas tecnologías son un medio más para completar la visita al Museo.

Dibujando en el Museo. Imagen del Rijksmuseum

Dibujando en el Museo.
Imagen del Rijksmuseum

El Rjiskmuseum investiga continuamente nuevas maneras de hacer la visita más interesante. Esta vez ha convertido al público en dibujante de las piezas expuestas. El Museo explica las razones de esta iniciativa: “miramos a las cosas rápida y superficialmente. Nos distraemos con facilidad: por otra gente, por nuestros propios pensamientos, por un pequeño dispositivo vibrando en un bolsillo interior”. También animan a participar, ya que “aunque no te veas capacitado lo importante no es el resultado final, sino observar lo que tú quieres dibujar”.

La iniciativa comenzó el sábado 24 de octubre, justo en la víspera del día del #BigDraw, un evento que celebra el dibujo en todo el mundo. Los sábados en el Rijskmuseum se han convertido en el día en el que hay que abandonar las fotografías a las obras de arte y coger lápices y cuadernos. El propio Museo ofrece estos materiales a los visitantes para que contemplen las obras con otros ojos y aprecien en ellas las formas, los colores, las líneas, las composiciones. Los visitantes pueden asistir a clase de dibujo en el Museo para iniciar o perfeccionar sus habilidades, y se han creado itinerarios con las obras más adecuadas para dibujar con una técnica destacada.

Dibujando en el Museo. Imagen del Rijksmuseum

Dibujando en el Museo.
Imagen del Rijksmuseum

Entonces, ¿ahora ya no se fotografía en el Rijksmuseum? ¿Se han abandonado los móviles? La respuesta es no. Por un lado, los espectadores continúan recurriendo a sus dispositivos móviles para consultar la app gratuita del Rijksmuseum y el apartado de Start Drawing, en el que hay un enlace al catálogo de obras “para encontrar inspiración”. Por otro, el museo anima a los dibujantes a fotografiar sus creaciones y subirlas a sus RRSS con la etiqueta #StartDrawing (o #hierteeken en holandés).

Me parecen destacables los siguientes puntos de #Startdrawing:

  • Elección de una etiqueta para la iniciativa.- Con #StartDrawing o #Hierteeken se puede seguir el evento en las RRSS y se pueden compartir los dibujos en los perfiles online.
  • Actividades en torno a la iniciativa.- El Rijksmuseum no se limita a animar a sus visitantes a dibujar, sino que les facilita material, les ofrece clases de dibujo, les recomienda rutas para explorar técnicas concretas, etc.
  • Procura una nueva experiencia.- Dibujar desarrolla la creatividad, pero también necesita de una apreciación distinta de la obra de arte, con nuevas miradas y un tempo diferente del habitual.

 

Como se puede apreciar, el #Startdrawing del Rijksmuseum fue ideado en torno al Big Draw, para ofrecer al visitante una manera distinta de vivir el Museo. No comenzó, al menos directamente, por una foto descontextualizada de unos niños alienados por sus móviles dentro de la institución holandesa.

Por último, se debe insistir: el Museo necesita todos los medios para llegar al público, ya sean tradicionales, humanos o tecnológicos. La creatividad del Museo se aprecia en sus exposiciones y colecciones, pero también es bueno que aparezca en el trabajo de sus profesionales. Son ellos los que deben plantear nuevas acciones imaginativas como la del #Startdrawing para que el público disfrute mucho más del Museo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada