IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Protestas contra Renoir en los Museos

21 octubre, 2015, en Arte, Museos por Ignacio Granero Cendón
Tags: , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Hace unos días saltaba a los periódicos de España la noticia de una curiosa manifestación artística delante de la National Gallery de Boston. Los convocantes exhibían en sus pancartas proclamas contra el pintor impresionista Renoir, del que el Museo expone 6 obras. Los allí presentes reclamaban que la institución descolgase de sus paredes estos cuadros por su discutible calidad artística.

Publicación de la cuenta de Instagram Renoir Sucks At Painting

Publicación de la cuenta de Instagram Renoir Sucks At Painting

Pero, ¿no es Renoir uno de los pintores más reconocidos del impresionismo? ¿Cómo se le ocurre a un grupo de personas exigir la retirada de sus obras en los Museos? Está claro que Renoir formó parte del núcleo de artistas que constituye el movimiento impresionista, el primer estilo auténticamente contemporáneo dentro de la Historia del Arte. No obstante, como el pintor francés no veía reconocidas sus aportaciones artísticas –ni por la gran mayoría de críticos ni por la venta de sus cuadros-, cumplidos los 40 años se desvió de su pintura experimental precedente y se orientó hacia unos trabajos al gusto de la burguesía francesa. Así, comenzó a desarrollar una pintura acaramelada, de temas banales y con figuras cuya anatomía carece de sentido. Su caché aumentó, los grandes Museos se pelearon por sus obras y Renoir se convirtió en uno de los artistas más ricos de su tiempo. Sin embargo, en los últimos 50 años, a pesar de que la fama del artista francés no ha disminuido, la última obra del pintor se ha revisado, cayendo la cotización de su obra hasta el 60% en algunos casos, según los expertos.

En este contexto ha nacido este movimiento de manifestantes llamado Renoir Sucks At Painting. Se trata de un grupo de amantes del arte liderados por Max Geller que creen que hay que hacer justicia con la obra de Renoir y ser críticos con ella. Muchos Museos poseen cuadros del pintor de su época posterior al impresionismo, con una calidad tan cuestionable que, según Renoir Sucks, no merecen estar expuestas. Es en ese punto donde empiezan las reclamaciones. La primera protesta fue en la National Gallery de Washington en abril de 2015, cuando se reclamó de manera formal la retirada de las obras de Renoir, acompañado de una solicitud a la Casa Blanca. En paralelo, han creado un perfil en RRSS: en Twitter fundamentalmente para convocar sus acciones en EEUU y Canadá; y en Instagram, en las que describen las obras decadentes de Renoir para dar a conocer las piezas más prescindibles del pintor francés. Además, cualquiera puede contribuir subiendo sus Renoir con la etiqueta #RenoirSucksAtPainting en sus RRSS.

Publicación de la cuenta de Instagram Renoir Sucks At Painting

Publicación de la cuenta de Instagram Renoir Sucks At Painting

Gracias a la atención que les han prestado las agencias de noticias en los últimos días -quizá debido a su carácter performativo y algunos mensajes un tanto naif de sus pancartas-, el movimiento ha ganado visibilidad en todo el mundo. Mientras, el movimiento sigue manifestándose delante de otros Museos de los Estados Unidos.

Desde mi punto de vista, me parecen importantes estos puntos de la iniciativa Renoir Sucks:

  • La crítica de los ciudadanos a las instituciones públicas, que deben estar al servicio de sus usuarios. En el mundo anglosajón tienen una mayor tradición de reclamar unos mejores servicios públicos (también de los Museos) basándose en la idea de que son sus impuestos los que mantienen estos servicios.
  • Da voz a todos en las protestas a través de las RRSS, en las que personas de todo el mundo están mostrando algunos renoirs bastante malos.
  • Aporta nueva visión de los clásicos de la Historia del Arte, hasta ahora prácticamente indiscutibles. Los integrantes de Renoir Sucks no sólo están haciendo una especie de performance: están logrando que los estudiosos del Arte Contemporáneo, preguntados por los periodistas, les den la razón en cuanto a la mala calidad de algunas obras del pintor francés expuestas en los Museos.

En definitiva, las RRSS tienen el poder de amplificar las protestas de un grupo de ciudadanos descontentos con sus instituciones públicas, llegando a internautas de todo el mundo e incluso a la prensa. Esta vez se trata de revisar los criterios expositivos de los Museos respecto a la obra de un artista, pero podríamos encontrar decenas de motivos para manifestarse para mejorar cualquier aspecto de la cultura. ¿Quién se atreve a comenzar una propuesta performativa que tenga eco en todo el mundo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada