IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Suena Guernica: música y arte se dan la mano

Los grandes aniversarios se tienen que celebrar por todo lo alto. Y si son relacionados con temas de arte, ¿qué mejor que hacerlo con actos llenos de creatividad? Este año se cumplen 80 años del nacimiento de uno de los … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

El Capricho de Gaudí abre sus puertas a los bloggers culturales

12 agosto, 2015, en Arquitectura, Comunicación Cultural, Patrimonio por Ignacio Granero
Tags: , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Antoni Gaudí es de sobra conocido como uno de los más destacados arquitectos del Modernismo catalán, cuyas principales obras se sitúan en la ciudad de Barcelona y su entorno. Sin embargo, existen algunas obras fuera de este territorio. Una de ellas es el Capricho, construido en la localidad cántabra de Comillas. El Capricho se encuadra dentro de las primeras edificaciones de la producción arquitectónica de Gaudí. Muchos estudiosos del Modernismo hablan del Capricho como una obra menor de Gaudí por encontrarse lejos del foco modernista catalán y por pertenecer al período inicial del arquitecto. Desde Comillas llevan años trabajando para quitar esta etiqueta y por ello intentan acercar a todos los públicos y con todos los medios el edificio, donde se empiezan a dar las primeras lecciones de arquitectura gaudiniana.

Publicación de @Libe_reharq sobre el encuentro de bloggers

Publicación de @Libe_reharq sobre el encuentro de bloggers

Este año el Capricho de Gaudí cumple 130 años. Para celebrarlo, su director Carlos Mirapeix organizó una visita especial para bloggers culturales. Los responsables del monumento consideran tan importantes los blogs como los medios de comunicación tradicionales. Además ya tenían experiencia recibiendo a autores de blogs de turismo y viajes de manera individual. El objetivo de esta convocatoria colectiva “era más poner en valor el edificio y que la gente sea consciente de la importancia de la obra que una acción típica de promoción turística”, comenta Carlos Mirapeix. Por eso seleccionaron a bloggers ligados al mundo del patrimonio y los museos, pero también invitaron a algunos escritores de blogs relacionados con el turismo pero siempre con un enfoque patrimonial. Por otro lado, aunque afirman que les hubiera gustado con contar con gente de otros puntos de España, el evento se centró en bloggers que vivieran cerca de Comillas. Los participantes fueron los responsables de estos blogs: Reharq, Pecios de la arquitectura montañesa, El cuaderno corintio y Casonas de Indianos.

Publicación de @MairCaSe  durante el encuentro de bloggersEl 19 de julio se celebró el encuentro. En el blog del monumento podemos encontrar un resumen y se pueden rastrear las publicaciones en RRSS con la etiqueta #130CaprichoGaudí. El hecho de que hayan sido pocos participantes no le quita ningún ápice de interés a la convocatoria. Tanto los bloggers como la organización están muy satisfechos del resultado final de la acción. No se deberían valorar estas actividades por el número de asistentes, sino por si están bien organizadas o no. También cabe destacar que probablemente haya sido el primer encuentro de bloggers culturales que se hace en Cantabria, ya que la organización no tiene constancia de que haya habido otra antes. Pese a ello, la prensa local –a la que se le había notificado la actividad- no se hizo eco de la noticia. Esto refuerza la idea de que los monumentos y las instituciones culturales tienen que trabajar una relación en paralelo a los medios de comunicación tradicionales, abriéndose a otro tipo de comunicadores digitales. El propio Carlos Mirapeix escribe en el blog del Capricho sobre la importancia de estos nuevos protagonistas de la comunicación:

El mérito de las personas que escriben blogs, y especialmente aquellos que tratan de patrimonio cultural, es incalculable ya que con su trabajo no solo nos acercan un contenido que de otra manera permanecería olvidado sino que casi cumplen una función social.

Hay que felicitar al Capricho de Gaudí y a su director por haber tenido la iniciativa de sumar en su programación a los comunicadores culturales, de realizar eventos en los que ellos son los protagonistas dentro del monumento.

El Capricho de Gaudí ha demostrado que fuera de los grandes centros culturales de España (como Madrid y Barcelona) se pueden hacer actividades interesantes; que no existe una institución cultural pequeña que no pueda organizar eventos personalizados para un público escogido y con una finalidad determinada. Estamos en la era en la que los monumentos y museos tienen a su alcance las RRSS y todo el ecosistema que las rodea para acercarse mejor a su público. Ya no hay excusa para que las instituciones culturales –grandes y pequeñas, de capitales y de provincias- no se sumen a esta nueva manera de relacionarse con los ciudadanos, a esta nueva forma de comunicarse, tanto online como offline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada