IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

5 alternativas al Prohibido hacer fotos en la exposición

17 junio, 2015, en Exposiciones, Museos por Ignacio Granero
Tags: , , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

¿Cómo hacer que los visitantes usen las RRSS en una exposición en la que no se pueden hacer fotos?

Hace unos días estuve presente en un debate en el que surgió esta pregunta. Según nos explicaban desde una institución cultural, la prohibición de fotografiar las obras lleva a que los internautas compartan muchas menos publicaciones en sus RRSS que en aquellos espacios donde pueden utilizar sus cámaras.

En la época en que parece que toda visita a un Museo debe de ir acompañada de un buen número de fotografías para mostrar a los contactos dónde hemos estado, todavía existe en algunos lugares la prohibición de utilizar las cámaras. Los motivos para la restricción van desde la conservación de las piezas hasta la ayuda a la buena circulación de los visitantes, pasando por motivos de copyright y comerciales. Otros museos simplemente han limitado el uso de algunos accesorios, como el flash y los palos para hacerse selfies.

En la misma reunión surgieron algunas ideas para encontrar una alternativa a la prohibición de fotografiar las obras. Tras unos días de reflexión presento 5 formas de contentar al público que no puede fotografiar las obras del Museo.

La información al público es clave

Hay que dejar claro al espectador el motivo porque no se pueden tomar imágenes de las piezas. No basta con decir que está prohibido, sino que hay que ofrecer una respuesta. Está bien incluir un texto que explique las razones de la prohibición: para mantener unas obras delicadas en las mejores condiciones o porque las piezas están sujetas a unos derechos de autor que el Museo se ha comprometido a cumplir. En cuanto a la conservación, propongo que se presente antes de la exposición dos objetos “gemelos” creados con los mismos materiales artísticos (papel, lienzo, pigmentos…). Sometería a uno a las condiciones lumínicas que provocan la exposición a los flashes, y el otro lo mantendría fuera de estas circunstancias. Incluso recomendaría a los visitantes a que se sumen al trabajo de realizar fotos con flash para que a lo largo del tiempo se vea como se degradan los materiales.

Información sobre la conservación de los materiales en La Alhambra de Granada

Información sobre la conservación de los materiales en La Alhambra de Granada

Hablando de conservación, en algunos lugares ya se está indicando que no se pueden tocar las obras y se enseña que esto forma parte de la preservación de las obras. Por ejemplo en Inglaterra hay Museos en los que he podido comprobar cómo se permite tocar algunos objetos originales de poca calidad (fósiles, esculturas, restos arqueológicos). En España la Alhambra de Granada ha construido un panel con réplicas de los materiales para que el público los manosee y deje en paz los originales. Bastaría hacer algo parecido para visibilizar los efectos nocivos del flash en determinados materiales.

El recurso del photocall

El Museo dispone de más espacio que el de la sala de exposiciones. Lo óptimo sería encontrar un espacio para colocar en él una imagen icónica de la exposición o de la institución; y que sea lo suficientemente amplio para que el visitante se pueda hacer una fotografía delante de él y no interferir el tránsito de público. Por supuesto, convendría invitar a la concurrencia a que se haga una foto allí, además de facilitar una etiqueta, para que la comparta en sus RRSS y las de la institución.

Siempre quedará la etiqueta

Esta es la opción en la que, por suerte o por desgracia, la fotografía no está presente porque no se puede utilizar la cámara. Pero esto no impide que el público no pueda utilizar sus RRSS. Pongamos los nombres de los perfiles del Museo bien visibles, asociados a los hashtags más convenientes. Y, al final de la expo, es bueno preguntar al público qué le ha parecido la expo. ¿Cómo? A través de las RRSS con la etiqueta adecuada.

Descarga de la imagen oficial

El Museo puede colocar un espacio con un código QR o un enlace desde donde podamos descargar las imágenes de la expo de manera legal. También se puede contar con una App del Museo o la exposición desde la que se permita disponer de las fotografías de buena calidad de las obras que no se pudieron fotografiar en las salas. Aquí, si el Museo lo requiere, se puede añadir un Copyright o una marca de agua en la imagen, pero que no sea invasiva.

Vuelta a la imagen impresa

Exposición La Grande Trieste Foto del blog Good Mornign Trieste

Exposición La Grande Trieste
Foto del blog Good Mornign Trieste

Aunque las nuevas tecnologías han logrado la eliminación masiva de papeles, volver a las fotografías impresas puede solucionar la prohibición de fotografiar las obras. O por lo menos puede contentar al público. Por ejemplo, al final de la exposición La Grande Trieste, en la homónima ciudad italiana, había un espacio en las que los visitantes podían llevarse a casa postales con las imágenes de las fotografías más importantes expuestas en la exposición.

Como se puede observar, el Museo que prohíbe hacer fotografías en las exposiciones de sus salas no debe dejar de pensar en los visitantes y en sus nuevas formas de estar en la institución. Lo primero es explicar de manera convincente por qué no se pueden usar las cámaras; lo siguiente es encontrar una alternativa sólida y atractiva para que el público tenga sus imágenes y siga utilizando sus Redes Sociales.

En definitiva, el Museo tiene que adaptarse rápidamente a un nuevo tipo de público usuario de los dispositivos móviles. Y ya no sólo hay que pensar en la visita en función de los recorridos de las personas por las salas o de la comprensión de las obras; también en lo que se puede hacer, en lo que no está permitido y en dar otras opciones que contenten al visitante y que beneficien a la institución.

Y tú, ¿qué otras alternativas propones para el público que no puede hacer fotos?

2 comentarios para 5 alternativas al Prohibido hacer fotos en la exposición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada