IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Patrimonio de la Humanidad y Redes Sociales

10 diciembre, 2014, en Patrimonio por Ignacio Granero
Tags: ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

¿Cómo se deben de relacionar los monumentos Patrimonio de la Humanidad con los nuevos canales de comunicación social? ¿Cómo poner las RRSS al servicio de los bienes culturales de la lista de la Unesco?

La UNESCO ha tenido desde su fundación la difícil tarea de establecer unos criterios claros y unificados entre todos los países para salvaguardar las expresiones culturales y los espacios naturales más importantes del mundo. Entre todos los informes y textos legislativos que ha aprobado hasta la fecha, la Unesco no ha creado ningún tipo de documento en el que se promocione directamente el uso de RRSS para los bienes Patrimonio de la Humanidad. Por lo tanto, estos bienes no tienen la obligación de estar presente en perfiles sociales. Sin embargo podemos rastrear en las publicaciones de la Unesco la conveniencia de la puesta en valor y difusión de los bienes patrimoniales.

En la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972 se establecen las bases para la creación de una Lista del Patrimonio Mundial Cultural y Natural. En este acuerdo se explica el protocolo que tienen que seguir los países para incluir sus bienes culturales en este selecto grupo de lugares de valor excepcional y cuáles son las necesidades de protección y conservación que se deben aplicar a nivel nacional e internacional sobre el patrimonio. Junto a estas dos necesidades protectoras entra la de “revalorizar” los bienes culturales. En este sentido el artículo 5 habla de una manera general que:

“Con objeto de garantizar una protección y una conservación eficaces y revalorizar lo más activamente posible el patrimonio cultural y natural (…) cada uno de los Estados Partes en la presente Convención procurará dentro de lo posible:

(…) b) Instituir en su territorio, si no existen, uno o varios servicios de protección, conservación y revalorización del patrimonio cultural y natural, dotados de un personal adecuado que disponga de medios que le permitan llevar a cabo las tareas que le incumban”

Dentro de estos “servicios de revalorización” tendríamos el único espacio en el que podríamos incluir las tareas de comunicación del Patrimonio en todos los canales posibles, para acercar y difundir a los profesionales y al público en general los espacios culturales. Por supuesto, en 1972 no se contemplaba todavía el uso de las tecnologías de las que disponemos en la actualidad, tanto en los dispositivos (ordenadores personales y móviles inteligentes) como en el acceso a internet.

En 2002 el Comité del Patrimonio Mundial, en el 30 aniversario de la Convención, aprueba la Declaración de Budapest sobre el Patrimonio Mundial en el que se ratifica el texto de la Convención. En el punto 3e se afirma desde el Comité del Patrimonio Mundial, que:

promoveremos el Patrimonio Mundial a través de estrategias de comunicación, educación, investigación, formación y sensibilización del público”

Mientras que en el punto 4a se especifica como uno de los objetivos el de:

fomentar, mediante la Comunicación, el conocimiento que el público tiene del patrimonio mundial, el apoyo a la acción en favor de éste y su participación en la misma”

Como se aprecia aquí, se entiende que el trabajo de Comunicación es necesario para la visibilización del Patrimonio y para la participación del público en la acción en favor del Patrimonio. O sea, que las estrategias de comunicación pueden abarcar tanto los medios tradicionales como las nuevas tecnologías para acercar a los ciudadanos a los bienes culturales. ¿Acaso no es lo que están haciendo muchas instituciones y muchos monumentos con las RRSS, promover la participación a través del diálogo con los internautas?

 

En resumen, la UNESCO ha publicado desde sus inicios una serie de documentos cuyo objetivo final es la protección del Patrimonio. Para aumentar la eficacia de las medidas de conservación se recomiendan en paralelo varios objetivos secundarios. Por ejemplo, la Declaración de Budapest promueve trabajar en la comunicación de los lugares patrimoniales para que los ciudadanos puedan conocer la cultura de su entorno.

Ahora tocaría analizar cada uno de los Bienes de la Lista de Patrimonio de la Humanidad, para ver cómo utilizan las herramientas de difusión y, en lo que respecta a este blog, cómo comunican en las RRSS. En futuras publicaciones veremos el caso de los bienes de la Lista de España.

2 comentarios para Patrimonio de la Humanidad y Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada