IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Suena Guernica: música y arte se dan la mano

Los grandes aniversarios se tienen que celebrar por todo lo alto. Y si son relacionados con temas de arte, ¿qué mejor que hacerlo con actos llenos de creatividad? Este año se cumplen 80 años del nacimiento de uno de los … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Los inicios del arte participativo a través de la tecnología

3 septiembre, 2014, en Arte por Ignacio Granero
Tags: , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

¿Participar en una acción artística desde casa? ¿Relacionarse con un Museo a través de internet? Todos sabemos que, desde hace algunos años y gracias a las RRSS, el público se puede comunicar de manera directa con las instituciones, y viceversa.

En la Tate han ido un poco más allá con el proyecto After Dark, ampliamente difundido en la prensa. Durante 5 noches de agosto un robot de última tecnología se paseó por las salas cerradas de la Tate, bajo las órdenes de los internautas que controlaban desde sus ordenadores los movimientos de la máquina. Esta performance tecnológica y artística forma parte del Premio IK de la Tate, que impulsa el acceso a la creación artística mediante tecnologías digitales. El estudio The Workers, como ganador del premio de este año, pudo desarrollar este proyecto del que se esperan nuevas y mejoradas ediciones.

Sin embargo, la implicación del público con el arte a distancia mediante la tecnología no ha nacido con Internet. Existe un artista que en 1980 (época en que internet se conocía con el nombre de Arpanet y servía sólo para la comunicación militar y académica) involucró al público a través de la televisión interactiva. Me refiero al videoartista argentino-estadounidense Jaime Davidovich. Su alter ego Dr. Videovich llevaba desde 1979 experimentando el medio televisivo en Soho Television, un canal por cable de Nueva York, en un programa revolucionario llamado The Live Show!. Por este programa pasaban los artistas más destacados del momento (John Cage, Vito Acconci…) en tertulias y entrevistas e incluso había espacio para realizar performances artísticas. El programa duró hasta el año 1984 y actualmente se le considera uno de los pilares del videoarte (y un referente de la televisión “artística”).

Davidovich en el QUBE project

Davidovich en el QUBE project

Pero volvamos al año 1980. Con Davidovich dispuesto a explorar y exprimir la televisión como medio, participa en una emisión en directo de la mano del Warner-Anex Qube de Columbus, Ohio. En esta empresa se desarrollaba el primer proyecto comercial de televisión interactiva, el QUBE: un dispositivo electrónico que algunos espectadores tenían en sus casas y con el que podían intervenir en los programas de televisión utilizando una serie de botones. Davidovich se encargó de la realización del QUBE project: Dr. Videovich y otro compañero suyo se presentaron ante la audiencia con un monitor detrás con la imagen en vivo del programa. Ambos invitaban a los espectadores a elegir cuál de las dos cámaras del estudio querían que emitiese en ese momento, ganando la opción mayoritaria votada en los hogares con el QUBE en intervalos de tiempo determinados; e incluso atendían las llamadas de los espectadores, que además de hablar con el presentador podían –sólo los escogidos del directo- utilizar el zoom de la cámara con el sistema QUBE. Uno de los propósitos del programa, según Davidovich, era el de demostrar que utilizando de manera creativa las nuevas posibilidades tecnológicas cualquiera podía convertirse en videoartista.

Así, aunque sea asombroso que podamos relacionarnos con nuestros museos favoritos a partir de los nuevos canales de comunicación de las RRSS, aunque podamos pasar una noche performática en el museo con los ojos de un robot conducido a través de nuestra casa, y aunque existan otros proyectos artístico-informáticos que permiten participar al público a través de internet, hubo un artista transgresor que experimentó con el medio más moderno al alcance del ciudadano corriente del momento: la cámara de vídeo. Junto a otros instrumentos como la televisión por cable, más otros aparatos finalmente fallidos como el QUBE, facilitaron que ¡en 1980! el espectador interactuase con el artista y su obra de videoarte. Resulta muy curioso que este episodio de Jaime Davidovich sea tan poco reconocido e incluso olvidado por los estudios sobre el arte participativo y la televisión independiente.

 

Más información sobre Jaime Davidovich y sus experiencias televisivas en el catálogo de su exposición monográfica en el Artium: Jaime Davidovich. Morder la mano que te da de comer.

1 comentario para Los inicios del arte participativo a través de la tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada