IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Un concurso para elegir la obra más icónica del Smithsonian

13 agosto, 2014, en Gestión Cultural, Museos, Patrimonio por Ignacio Granero
Tags: ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Si tuviéramos que escoger una única pieza de entre las muchas que alberga una institución como aquella que mejor la representa ¿por cuál de ella nos decidiríamos? Este desafío es el que plantean desde el Smithsonian a todos aquellos que quieran participar, qué obra habla por sí sola de esta institución. En palabras de la propia fundación: “Estamos buscando un icono que diga “Smithsonian” como ningún otro y tú decides el ganador”.

El reto posee una enorme complejidad, ya que el Smithsonian engloba desde su fundación en 1846 a la actualidad 20 museos de diferentes temáticas (arte, historia natural, aeronáutica, antropología…), 9 centros de investigación y un zoo, con un extenso catálogo de más de 136 millones de bienes de tipologías diversas.

Para escoger qué obra sería la única representante de todas las piezas la Institución estadounidense ha montado el concurso Smithsonian Summer Showdown (se podría traducir como enfrentamiento veraniego) con 4 grandes bloques que pretenden abarcar cada una de sus áreas científicas: Historia, Arte, Cultura y Ciencias. Un ejemplo de objetos de cada una de las áreas anteriores: el testamento fundacional de James Smithson, el retrato de George Washington del pintor Lansdowne, los dibujos originales del Coyote y el Correcaminos de Chuck Jones y la lanzadera espacial Discovery.

La votación se inició el 28 de julio y se está realizando en tres rondas por eliminación más una final. Cada categoría presentó una selección de las 6 obras más destacadas, pasando a una segunda ronda las 3 más votadas; de estas 3 saldrá una que se enfrentará en una gran final a las vencedoras de cada una de las restantes temáticas: la obra ganadora será la que el público haya decidido que sea la más icónica del Smithsonian. El 18 de agosto veremos cual de estos objetos se alza con la victoria.

Por supuesto, la participación de los internautas es clave en este proceso. Por un lado, sólo cuenta el voto a través de la página de Internet construida para la ocasión; por otro, al final de la votación se puede compartir el concurso con nuestros amigos y seguidores de Facebook y Twitter. Además, se ha escogido una etiqueta para seguir el proceso en las redes sociales: #SIShowdown. Se quiere premiar la participación del público, ya que al finalizar cada una de las rondas se hará un sorteo entre todos los votantes con premios exclusivos de la institución. Según cuentan desde su página web, miles de seguidores ya han emitido sus votos. También se debe destacar cómo muchos fans de determinadas piezas se implican en las RRSS para que el resto de la gente elija estas obras para que se conviertan en el mayor icono del Smithsonian: los más beligerantes son los seguidores de la Peacock Room, la Bandera estadounidense de estrellas centelleantes, el Tiranosaurio Rex y el oso panda Bao Bao.

Para mí, frente a otro tipo de acciones similares, el concurso Smithsonian Summer Showdown tiene estos puntos destacables:

  • Eliminatorias: Al hacer una criba desde el propio Smithsonian no sólo se decidirá la obra más icónica, sino que pueden conocer qué piezas son las más apreciadas por el público. Y, finalmente, tiene sentido que el concurso se alargue en el tiempo, ya que cada eliminatoria parte de cero.
  • División en categorías: Al establecer cuatro categorías también se observará qué piezas son las preferidas de cada una de las áreas de los museos y centros de investigación; pero también se le da la misma importancia a cada una de las cuatro grandes áreas en las que se ha dividido el concurso. Una lista abierta podría haber generado unos resultados desiguales entre los diferentes campos temáticos. Sólo al final, cuando se enfrenten las cuatro obras finalistas entre sí se romperá el equilibrio.

Como vemos, el Smithsonian ha creado un evento en Internet para el verano en el que quiere implicar a sus seguidores en un concurso eliminatorio. En él los participantes tienen la última palabra para escoger cuál es la pieza más icónica de todas las de la colección, incentivando las votaciones con un sorteo de premios. El icono que represente a la institución será escogido por su público, no desde dentro de la misma. Sería muy interesante que otras instituciones hicieran un concurso similar.

 

¿Conocéis algún otro Museo, Biblioteca, Archivo, etc que haya creado un concurso entre sus seguidores para que decidan cuál es su obra más representativa?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada