IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

#Instantescultura, el concurso del Museo Nacional de Escultura

16 julio, 2014, en Museos por Ignacio Granero
Tags: , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

En los últimos meses he observado que muchas instuciones culturales quieren estar presentes en Instagram, la red social de fotografía que más está creciendo. Pero no es conveniente abrir sin más, esperando a que los seguidores interactúen con el nuevo perfil. Para empezar los instagramers necesitan conocer bien el nombre de cuenta que deben mencionar y/o una etiqueta para compartir sus imágenes. Y a veces hay que darles un empujón, un reto, para que participen en el mayor número posible. La manera más corriente de proporcionarles este tipo de incentivos es la de crear un concurso de fotografía.

Francisco Javier Esteban Prado Imagen cedida por el Museo Nacional de Escultura

Francisco Javier Esteban Prado
Imagen cedida por el Museo Nacional de Escultura

Precisamente, el Museo Nacional de Escultura de Valladolid (MNE) ha recurrido a esta práctica: abrieron su cuenta en Instagram y decidieron promocionar su nuevo perfil a través de un concurso de fotografía, #instantescultura. Pedían a los participantes que realizaran sus instantáneas del Museo, valorándose la “espontaneidad característica del formato Instagram aplicada al Museo y sus colecciones en su dimensión más original y creativa, siempre según el jurado”. Los participantes tenían que colgar su foto de la institución en Instagram acompañada de la etiqueta #instantescultura y mencionar la cuenta del MNE en esta red social. Lanzaron la convocatoria a diferentes canales, entre otros a foros de Instagram regionales y nacionales. Las mejores fotografías serían premiadas con unos jugosos 200 y 100 euros para el primer y segundo puesto, respectivamente.

Los objetivos que se habían planteado desde el Museo eran los siguientes:

  • Promoción de la cuenta de Instagram
  • Nuevas miradas a la colección
  • Acercarse a nuevos públicos

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos?

En cuanto al concurso, concurrieron un total de 202 fotos, siendo el número de participantes mucho menor, ya que muchos presentaron más de una imagen. Las fotografías ganadoras ilustran este artículo, siendo el primer premio para Francisco Javier Esteban Prado y el segundo para Yoanna López. La alta calidad de los trabajos presentados obligó al jurado a otorgar 3 áccesits.

Yoanna López Imagen cedida por el Museo Nacional de Escultura

Yoanna López
Imagen cedida por el Museo Nacional de Escultura

Por otra parte los seguidores del perfil de Instagram aumentaron de una manera considerable: durante los 15 días del concurso se pasó de una decena de seguidores a más de 70. En otras redes sociales también hubo un incremento del número de fans, caso de Facebook con 98 nuevos seguidores, que según informan desde el Museo es un ritmo muy significativo de crecimiento. Además de la repercusión que tuvo en las Redes Sociales se debe destacar que muchos medios de comunicación se hicieron eco de la propuesta, no sólo a nivel regional sino también nacional. Y por último, los responsables del MNE intuyen que la mayor parte de los concursantes son jóvenes del entorno vallisoletano, un tipo de público que no se siente atraído por el museo y que gracias a este tipo de actividades acuden a la institución.

Respecto a las nuevas miradas, los convocantes querían que los instagramers fueran más allá del estereotipo del arte religioso. Desde el Museo presumen de tener “un escenario muy efectista, gracias al propio formato escultórico de la colección pero también a una estudiada iluminación y colocación de las piezas”. Estos aspectos han contribuido a la calidad y originalidad de las fotografías presentadas.

Como se puede apreciar, el concurso fotográfico es una de las mejores maneras de promocionar una cuenta de una red social de imágenes como Instagram. Pero para que tenga éxito hay que lanzar una convocatoria con unas ideas sencillas, un premio atractivo (no necesariamente en metálico), promocionar en los canales apropiados y medir el impacto en los perfiles sociales propios y en los medios de comunicación.

Finalmente, mi enhorabuena al Museo Nacional de Escultura de Valladolid, otro Museo que entiende que una de las maneras de que el público se acerque a las obras es permitiendo hacer fotos sin flash a las obras e intentar transmitir esta experiencia con sus cámaras. Si no puedes con las cámaras de tus visitantes, únete a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada