IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Nueva vida para La Cultura Social

Queridos lectores: Han sido más de 4 años en los que este humilde autor ha escudriñado en los artículos de este blog las novedades de los usos de las redes sociales en la cultura. Desde hace más de un año, … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Mascotas virtuales, perfiles que hablan por los Museos

1 julio, 2014, en Museos por Ignacio Granero Cendón
Tags: ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Todos los museos deberían de tener un perfil activo en las RRSS. Es lo mínimo exigible. Pero existen museos que se lanzan a una de las estrategias de comunicación más original a la par que arriesgada: la de crear personajes “ad hoc” que narren lo que ocurre en la institución, también conocidos como mascotas. Según explica la definición de la Wikipedia “una mascota es un animal, persona u objeto animado que es escogido como representante visual, identificador o símbolo para representar a un grupo de personas, una institución, una empresa, una marca o un evento”.

Estos perfiles requieren de dos aspectos fundamentales:

  • Personalizarse en un elemento propio del museo (pieza de la colección, objeto expuesto, personaje histórico o seudohistórico que habita las salas, etc).
  • Adquirir la personalidad que se le supone a dicho elemento. De este modo es imprescindible que la mascota hable de los contenidos dentro de la dinámica de comunicación, pero que a la vez tuitee aspectos que sólo se entienden dentro de su idiosincrasia. Por ejemplo, mientras la mascota nos debe narrar los eventos del museo desde su perspectiva, también hace cosas como tener opiniones autónomas, emitir los sonidos propios de los animales con los que se identifican, etc.

    La Momia Djehutymose del Kelsey Museum

    La Momia Djehutymose del Kelsey Museum

De toda la lista de mascotas, el mundo anglosajón presenta numerosos ejemplos de cómo utilizar este tipo de personajes para acercar el museo a sus usuarios en Twitter. En estos países ya existía la tradición de tener una mascota o una obra en la que personalizar todo el museo de cara a las familias y los visitantes infantiles mucho antes de la llegada de Internet. Así nos encontramos mascotas tan dispares como Arthur the Bear del Haslemere Educational Museum, el Iguadonon Spike del Maidstone Museum, la calavera del magnicida inglés John Bellingham del Barts Pathology Museum, etc. En otros países también podemos localizar más mascotas, por ejemplo en Italia la Quimera de Arezzo del Museo Arqueológico de Florencia.

Por su parte en España tenemos a Puig i Cadafalch y Prat de la Riba para el Museo Historia de Catalunya; y por encima de todos Lucy y Miguelón (una Australopithecus afarensis y un Homo heidelbergensis, respectivamente), las deliciosas mascotas del Museo de la Evolución Humana. Son unos perfiles consistentes, cargados de sensibilidad e ironía con opinión sobre cualquier aspecto de la actualidad analizando nuestras capacidades de sapiens, mientras que interactúan con los seguidores y dan información del Museo burgalés.

Ahora bien, ¿cuales son los aspectos más positivos de las mascotas para la estrategia en RRSS?:

  • Credibilidad, no hay nadie mejor para hablar de un museo que un “habitante” de ese museo.

  • Cercanía, es un puente entre los despachos del museo y el público, entre lo más institucional y lo más visible en la visita a las exposiciones.

  • Representatividad, escogiendo uno de los aspectos más reconocibles del museo para hablar en nombre de la institución, a través de un perfil más cercano a la visita del espectador, aunque no se trate del perfil oficial.

    El estilo de Lucy es así en cada tuit

    El estilo de Lucy es así en cada tuit

  • Humor: hay mascotas que utilizan un tono gamberro y desenfadado, alejado de lo institucional; otras que por su lenguaje de otra época resultan hilarantes, además de todo el grupo de mascotas animales que reproducen los sonidos propios de sus especies.

Pero no todo son ventajas. Existen numerosos riesgos asociados a la comunicación mediante las mascotas:

  • Que el perfil no tenga credibilidad, que se vea como una creación forzada dentro de la comunicación del museo.

  • Que se desnaturalice el perfil, que vaya perdiendo personalidad o que se convierta en un mero altavoz sin alma de lo que sucede en el centro.

  • Que el perfil cobre vida por encima de la institución, no debe acabar como un spin-off del museo.
  • Que al final no se cuide a la mascota, que se deje de emitir publicaciones en su perfil. No la abandones; él nunca lo haría.

Como se puede observar, no es fácil mantener un perfil de mascota, conlleva una gran responsabilidad para que no acabe olvidada primero por el equipo de comunicación y finalmente por los internautas

Para concluir, recordemos que el gran reto del encargado de darle vida a través de las RRSS es el de conseguir la credibilidad del perfil con una personalidad bien definida, pero que se mantenga dentro de una línea temática en torno al museo.

4 comentarios para Mascotas virtuales, perfiles que hablan por los Museos

Responder a Judit Izquierdo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada