IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

¿Apple Watch? Mejor usa un reloj de arena

Por los menos así podrás comprobar cómo pasa el tiempo sin los problemas que está teniendo el nuevo juguete de la marca de la manzana que justo ahora cumple un año de vida. Desde que Apple dió a conocer el … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

¿Apple Watch? Mejor usa un reloj de arena

27 abril, 2016, en Casos Prácticos por Joan Sebastià Trias Bosch


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

AppleWatch

Por los menos así podrás comprobar cómo pasa el tiempo sin los problemas que está teniendo el nuevo juguete de la marca de la manzana que justo ahora cumple un año de vida.

Desde que Apple dió a conocer el proceso de creación de su reciente gagdet en 2014, hasta la puesta de largo del proyecto en abril de 2015 (utilizando lo mejorcito del showbussines americano), el reloj de Apple cuya premisa era la de dar un paso más en mejorar la vida de quien lo luciera en su muñeca, no consigue ser todo lo que un applemaníaco podría reclamar.

Y no, este artículo no está redactado por el cabecilla de ninguna legión de haters de Apple y/o fans de Android (quien, por cierto, desarrolló antes su modelo equivalente cuyas deficiencias son menores), es la constatación que, como viene siendo habitual, Apple antes presenta sus dispositivos que los certifica con su (risas de quien escribe entrecortadas) “sello de calidad”.

Bien, partiendo de la base que estamos ante un producto nacido por y para el regodeo y “autobombo” de quien lo lleve puesto, basándose en el aura de moda que rodea cualquier dispositivo de la marca más poderosa del planeta, se debe dar por hecho que no se creó para responder a ninguna utilidad en concreto, más bien para vender unos cuantos millones de unidades hasta que sus usuarios dieran con la certeza de que su nuevo juguetito no sirve para mucho más que el postureo, y tal vez para mirar qué hora es, o como mucho cubrir el tiempo de vida media que Apple prevé para sus dispositivos.

Aunque, algunos famosos ya tuvieron sus más y sus menos con la salida del reloj. Ya se sabe, en un mundo donde las celebrities mandan, hay que hacerles caso.

 

De los tres modelos disponibles, Apple Watch Sport (el económico, con caja de aluminio), Apple Watch (el ‘ni fu ni fà’, de acero) y Apple Watch Edition (el de oro… a medias), sus precios oscilan entre los 369 y los 1200 euros, la horquilla habitual de cantidades en la que se mueven los productos del gigante informático.

Por esa razón, la sorpresa es general (sólo entre quienes tienen Apple, para el resto de mortales ya no es tal) cuando se suceden las quejas y los inconvenientes, entre las que os invitamos ahora a pasar un tiempo entre ellas. De hecho, hemos cronometrado ese tiempo (con un móvil, eso sí); si lees esto en 4 minutos estarás en la media de la redacción, si lo haces por debajo de ese minutaje, seguramente habrás sido de los que se sentaban delante de clase, y si en cambio lo lees por encima del timing, te quedará el consuelo de llegar a becario (como yo… por cierto, paré el crono en 6 minutos…):

  • Cuidado con los tatuajes

Los sensores no funcionan si el tatoo que llevas en la muñeca es demasiado oscuro. Ya sabes, nada de tribales llenos de dibujos cuyo significado real desconoces, en el sitio donde el infrarrojo debe analizar si va a darte una taquicardia. Bueno, segun apple siempre puedes optar por llevar una correa bluetooth conectada con el Apple Watch i el Iphone.

  • No hay aplicaciones útiles para poder utilizarlas en el reloj

Las apps que trae por defecto (unas 3500 según Apple) no están lo suficientemente testadas y hemos intentado, con resultado negativo, encontrar a alguien en la faz de la tierra que las tenga instaladas y las haga funcionar.

  • La batería consume como si no hubiera un mañana

Para suerte de las empresas que dedican su vida a iluminarnos las nuestras, con tarifas que rozan la usura, estos aparatos seguro que son de su agrado. Para el resto, los relojes se unen tristemente a los dispositivos que a diario necesitan ser recargados, y en el caso de nuestros protagonistas de muñeca, no siempre es tarea fácil debido a la carga magnética.

  • Es muy poco intuitivo

Para los que estén demasiado acostumbrados a la forma de funcionar de IOS, verán como su botón para todo ya no es tal, y eso conlleva un proceso de adaptación grande.

  • Los fallos reconocidos por Apple. Oh dios mio! Apple reconociendo abiertamente que su reloj va mal! Bueno, un poco sólo:
    1. Los sensores no funcionan bien con según qué correas del reloj. Se recomienda la correa Sport.
    2. El altavoz del reloj es débil, y no se oye nada cuando pretendes realizar o contestar una llamada con él. Pero un momento? Sí, necesitarás llevar un Iphone encima para ello! O cielos! 1500 euros para poder llamar a tu tía y pedir que te envíe un tupper con croquetas. Bien.
    3. Lentitud de las pocas aplicaciones que podrían ser utilizadas con lógica desde este aparato. Mapas, aplicaciones no nativas, etc

Así que, tras un año lleno de dificultades parece que el reloj de arena sigue siendo una buena opción para ver pasar el tiempo. Tal vez pasadas un par vueltas del artilugio creado en el siglo XIV, muchos quieran sentirse magnates chinos por un día, y hacer felices a sus fieles amigos de cuatro patas.

¿Será el apple watch 2 igual? Tiempo al Tiempo.

Si has llegado hasta aquí y quieres, puedes dejar tu comentario abajo, te recomiendo que no escribas desde ningún Apple Watch, no vas a poder controlar el dolor de tus llagas tras demasiados intentos de corrección. Tampoco le pidas ayuda a Siri por cierto, es como una genio en la botella (mucho poder, pero tan poco espacio que se lía).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada