IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

¿Apple Watch? Mejor usa un reloj de arena

Por los menos así podrás comprobar cómo pasa el tiempo sin los problemas que está teniendo el nuevo juguete de la marca de la manzana que justo ahora cumple un año de vida. Desde que Apple dió a conocer el … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Cúrarse en salud: los sitios donde un freelance puede curar contenidos sin saber de big data

17 febrero, 2016, en Casos Prácticos por Joan Sebastià Trias Bosch


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Linked Data

Flickr: Linked Data

Los nuevos tiempos que está viviendo el periodismo cuando éste debe enfrentarse a la versión digital del oficio, hacen necesario un punto de vista diferente aplicado también ya no sólo al tipo de contenido que se dé, sino también a la forma de desenvolverse en este ámbito de la profesión comunicativa.

De hecho, puede que hayas llegado hasta aquí buscando informaciones diferentes que en el Internet relacional de las cosas y sus contenidos, hacen de cada vez más necesaria, la consolidación de un tipo de periodista dedicado a poner cierto orden en los temas actuales que generan interés. Y por tema interesante me refiero a cualquiera dado que, si una cosa nos hace ver el navegar en la Red, todo es susceptible de despertar curiosidad a alguien, por extraño que parezca. Eso del big data es lo que tiene.

Donde antes había la figura parecida a un bibliotecario, hoy -y gracias a esa ligereza en el hablar con anglicismos para parecer más docto en un tema- nos encontramos con el content curator.

Un profesional de los nacidos con las nuevas tecnologías, primo del community manager y el documentalista de siempre, que pretende encontrar su sitio -laboral e ideológico- como aquel elemento capaz de dotar de claridad, organización, relación e interés, un volumen enorme de datos que por sí solos pueden quedar en el olvido, o como partes incompletas de una información, que si no va más allá, puede convertirse en anécdota.

Si llegaste aquí pensando en un alternativa a la medicina tradicional, debes saber que al continuar con la lectura del post, no encontrarás ninguna panacea para curar enfermedades. En cambio, si pretendes arrojar un poco de luz sobre como un freelance puede meterse en el mundo de la “curación” de contenidos, te aseguro que -sin sangre ni vísceras- intentaré curarte en salud antes de ponerte a ello.

Pero antes de nada ¿Qué es un freelance?

Aunque parezca uno de esos términos venidos con la nueva era tecnológica y sus cambios generacionales, lo cierto es que un freelance ya era considerado como tal en tiempos del Medievo. Y de hecho, su idiosincrasia y concepción no ha variado mucho desde entonces; de ser un mercenario cuya lanza podía servir a cualquier señor feudal que pagara por ello, sin tener que rendir pleitesía a nadie, ahora el freelance es aquel trabajador que trabaja por su cuenta en colaboración -con o para- otros que requieran de sus servicios.

Un freelance, es una de las figuras comunes en el mundo periodístico, donde estar fijo en una redacción empieza a ser una utopía, o como mucho, una lotería. Así que tal vez no es mala idea plantearse un futuro basado en la inestabilidad, pero también en la apuesta por uno mismo; en no tener horarios de oficina y poder hacerse a uno mismo cómo y cuando quiera.

Aunque ser freelance, o autónomo en España, no es nada fácil y a más de uno se le puede atragantar apostar por la emprendeduría, como apuesta parece factible.

Todo pasa por la capacidad de uno de mantener tareas propias de un administrativo, otras de creativo, las que más de comercial y gestor, pero sobretodo de periodista (en el caso que hoy nos ocupa, claro).

Javier Guallar uno de los pioneros en España en meterse de lleno en este campo dice

“Las primeras cosas que leí sobre content curation me llamaron mucho la atención; esto fue en 2010-2011. Eran pocos artículos, la mayoría posts de blogs de marketing y social media y otros como el post pionero de Dolors Reig. A medida que fui indagando y descubriendo los primeros autores clave (Bhargava, Kanter, Good) me pareció un campo de acción sumamente interesante, que además coincidía con buena parte de lo que había sido mi trayectoria e intereses profesionales y académicos. Veía un enorme potencial para desarrollar desde mi perspectiva, ya que siempre he estado muy interesado en las relaciones entre la Documentación y la Comunicación, y ahí es donde yo sitúo la content curation.”

Ya eres, o quieres ser freelance… ¿Y ahora qué?

Pues bien, empecemos a curar… contenidos. La verdad es que para ello el periodista deberá tener varias capacidades personales sin las que esta tarea puede resultar dificultosa en exceso.
De hecho, un content curator podría denominarse como un “desinfoxicador”, ya que su principal misión es poner orden a la información, contrastándola, haciéndola amena a su lectura, resumiéndola, validando y actualizando su contenido, para evitar que un exceso de noticias sobre un mismo tema acaben por intoxicar la información dada (lo que se conoce como “infoxicación”).

Para ello, ese “intermediario del conocimiento” entre quien lo emite y quien lo desea recibir, deberá estar instruido en alguna tareas propias de un documentalista de medios, en otras propias de un analista de datos y en otras de un periodista al uso. Con lo que ser “content curator”, no se presenta tarea fácil.

Aunque, del mismo modo en que están apareciendo nuevos perfiles profesionales adscritos a las nuevas tecnologías, éstas, a su vez, están provocando un enorme flujo de aplicaciones, portales y herramientas dedicadas a solucionar las carencias que se pueden tener en algún campo o mejorar las capacidades para desarrollar un trabajo que ya existen en uno mismo.

Al ser éste un perfil profesional en el que el prestigio personal juega un papel destacado (dado su componente creativo y social), la marca en Internet que uno sea capaz de construirse, tendrá que ser un elemento a tener en cuenta a la hora de buscar o proponer contenidos que tratar.

¿Cuales son las herramientas básicas para un “content curator”?

Buscar, organizar y guardar información

  • Evernote: Una aplicación con la que capturar en cualquier sitio información para guardarla y luego utilzarla como parte de un proceso “curativo”.
  • Pocket: Su competencia más interesante, y con mayor progresión actualmente. Su forma de guardar artículos de webs, con etiquetas y visionado personalizable, lo hacen una herramienta fundamental para todo aquel que quiera mantenerse al día.

Otras herramientas parecidas son Curata, Flipboard, Instapaper o Zite, cuyo funcionamiento y uso están destinados también a guardarse la información con la que luego construir otra nueva o ampliada.

Compartir la información

Si bien la mayoría de aplicaciones están pensadas también para compartir en redes sociales lo que guardes u organices, hay herramientas que se crearon precisamente para ese tipo de usos, y por ello pueden resultar un complemento extra para socializar el resultado de la “curación” que de el fruto de nuestro trabajo.

  • Postplanner: Filtrar contenido de facebook, con la posibilidad de tener un motor de búsqueda propio que funciona en dicha red social o recibir sugerencias de búsqueda en base a tu petición inicial
  • Viralheat: Planificación y vista de impacto en las redes sociales más populares de un tema en concreto.

Controlar los flujos de noticias, informaciones

  • Hootsuite: Controlar las redes sociales en las que tu marca personal se desenvuelve debe contar con una herramienta así.
  • Feedly: Con esta aplicación, la lectura -via rss- de los contenidos que decidas seguir y que creas que pueden ser de ayuda, será fácil y senzilla, además de práctica.

Otras como tweetdeck, buffer, digg, everypost también cumplirán con esta misión a la perfección.

Aplicaciones que parten de la idea de “curación de contenidos”.

Y sí, ya hay numerosas aplicaciones que basan su modelo de funcionamiento en la idea de tener usuarios/content curators, aunque la mayoría se limitan a ser repositorios de noticias y feeds, con los que construir cierta imagen personal que puede ir ligada con las redes sociales que se utilicen por parte de cada persona:

  • Scoop.it: Guardar contenido web, y compartirlo.Buscar entre contenido similar, crear “topics” seleccionables, actualizarlos y socializarlos, etc.
  • Paper.li: Su competidor más cercano, cuya principal característica es dar la posibilidad de mediante “curación de contenidos”; un usuario se construya su propio diario digital, sin necesidad de conocimientos de programación web.
  • Storify: Herramienta para almacenar búsquedas diarias en la web, con contenidos extraibles a redes sociales. Muy interesantes para seguir hilos de información basada en un caso concreto.
  • Stumbleupon: Integración de red social, con bookmarks que basándose en preferencias del usuario, muestra resultados para ser leídos. Tienes la posibilidad de subir contenido propio y que éste sea calificado por otros usuarios, quienes pueden compartirlo o valorar.
  • Delicious: Guarda tus páginas favoritas, agregando descripción y etiquetándolas para su consulta posterior.

Otras apps parecidas pueden ser Nimble, Sprout, Clipzine, Pearltrees o Everypost

Y una vez, controlado todo esto ¿donde encontrar trabajo?

Al igual que la aparición de aplicaciones para adaptar a los flujos de trabajo que un content curator puede hacer día a día, han llegado también las plataformas desde donde facilitar cierto acceso al mundo laboral, que en teoría debe despegar relacionado con el mundo descrito en este post.

Para ello, son algunas las plataformas que están al alcance de la mano de los freelances para conseguir trabajos con los que demostrar su talento y capacidad. Aquí enumeramos algunas:

  • Nubelo: Plataforma donde registrarse para que a través de ella empresas y otros profesionales puedan encontrar perfiles que se ajusten a diferentes proyectos que requieran de un profesional freelance.
  • Freelance.es: Más que plataforma, aquí puedes contactar con una cooperativa con la que dar a conocer proyectos propios o contactar con profesionales que busquen perfiles determinados. Funciona mediante asociación, que no registro.
  • Trabajandofreelance.es: Otra plataforma donde acceder a diferentes ofertas para freelances.
  • Populis: Monetizar tu proyecto incluyéndolo en esta plataforma de proyección internacional, que de hecho, no cuenta con implementación española.
  • Elance: Plataforma que aboga por la rapidez en la interconexión entre profesionales, así como en el pago de trabajos, un aspecto muy interesante.
  • Textmaster: Plataforma en la que el periodista freelance puede aportar su conocimiento de lenguas para acceder a trabajos remunerados de traducción.

Aunque las plataformas son un buen punto de partida para un freelance, la imagen personal y los contactos que se puedan llevar a cabo dentro de un mismo ámbito profesional, no deben descuidarse para evolucionar en este complejo mundo.

Para terminar, algunas ofertas de empleo basadas en este nuevo oficio:

  • Ofertas freelance en infojobs
    • Uno de los portales líderes en la búsqueda de empleo de todo tipo, tiene sección dedicada a los freelances. Si haces clic aquí, verás unas quantas ofertas de expertos en transcripciones, locutor de programa de radio, etc.
  • Ofertas en Infoempleo
    • Los freelances, aunque aún no tengan sección propia en este portal, también aparecen como preferencias de búsqueda.
  • En el portal de empleo del gobierno también puedes encontrar varias ofertas relacionadas con el periodismo y el content curator
  • Monster, uno de los portales de búsqueda de trabajo de mayor peso internacional, contiene algunas ofertas más.

Como ves, aún el mercado laboral tradicional no se distingue por tener muchas ofertas que busquen específicamente a un “content curator” para sus proyectos, siendo éste un ámbito donde debe arraigarse tanto la oferta como la demanda, aunque la mayoría de predicciones dicen que un el oficio de periodista tiene en la curación de contenidos un buen horizonte.

2 comentarios para Cúrarse en salud: los sitios donde un freelance puede curar contenidos sin saber de big data

Responder a Judit Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada