IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Privacidad

Algunos pensamientos sobre privacidad: 17 aplicaciones en mi iphone tiene acceso a la cámara. De ellas, todas deberían tener acceso. Además en la configuración de acceso es binario Si o No. La preocupación viene porque este acceso pueden hacerlo con … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Teletrabajo

11 abril, 2020, en Competitividad por Miguel Angel Guinea Cabrera


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

teletrabajo-1

El Teletrabajo, con sus diferentes acepciones o interpretaciones, es un eje transversal, sobre el que dirigir una nueva visión del trabajo. Teletrabajar, no es sólo trabajar a distancia, utilizando las telecomunicaciones y/o la
informática, teletrabajar es servirse de estos elementos para trabajar de un modo nuevo, este modo nuevo requiere responsabilidad, compromiso y confianza para ser guiada por objetivos dando la libertad a las personas de organizarse para conseguirlos.

Contiene los principios y valores sobre los que sustentará la empresa del mañana:

• Eficiencia
• Orientación a resultados
• Conciliación de la vida familiar y laboral
• TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación)
• Desarrollo Sostenible

Y proporciona innumerables ventajas y resultados muchos de los cuáles están aún por explorar:

• Mejora la conciliación de la vida familiar y laboral
• Mejora la salud y bienestar
• Reduce emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes
• Contribuye a mejorar la movilidad en las grandes urbes
• Genera equipos de trabajo más amplios y potentes sin barreras geográficas
• Fomenta la diversidad y en especial la integración laboral de colectivos más vulnerables
como los discapacitados.

También para la sociedad:

• Distribución geográfica más equitativa: disminución del éxodo rural y desarrollo local.
• Inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión o vulnerables.
• Reducción de costes en desplazamientos, ahorro energético a través de la eliminación
de desplazamientos.
• Mejora de la inversión en redes y en conocimiento.
• Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y responsables de lluvia ácida y
ozono troposférico.
• Movilidad reducida.

Para iniciar la puesta en marcha del programa de Teletrabajo, hay que recoger en su planteamiento, el tipo de puestos trabajo y de perfiles que podrían ser seleccionados.

Otro factor fundamental, es el uso de la tecnología para potenciar el Teletrabajo, que incluye el conocimiento y la revisión de las herramientas y funcionalidades disponibles en la
organización, para asegurarse que el usuario dispone de lo necesario, que es de fácil acceso y, por lo tanto, que va a utilizarlo. También implica disponer de otros aspectos, que faciliten su uso: el conocimiento de toda la tecnología disponible para el Teletrabajo, la formación necesaria para su optimización, canales de feedback, para proponer mejoras a la misma y un soporte técnico, que facilite averías y resolución de dudas.

La Formación y la sensibilización de toda la plantilla, es un aspecto fundamental para asegurarse el alineamiento de todos los profesionales (tanto de los teletrabajadores, como de las personas que trabajan con ellos y de otros posibles futuros teletrabajadores), asumiendo también, el concepto de que todo teletrabajador, necesitará también de un “telejefe. También es importante asegurarse, que todos los miembros de la organización, dispongan de las herramientas de conocimiento necesarias, para sacarle el mejor partido común a este entorno.

Finalmente, es indispensable desarrollar una Estrategia de Comunicación interna y externa, que refuerce de manera continuada, los esfuerzos internos y externos, que la institución realiza sobre el Teletrabajo y su impacto en otras políticas, como la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la Responsabilidad Social. Esta comunicación, debe involucrar a todos los profesionales de la organización, en la compartición de las mejores prácticas, en la marcha y el feedback sobre impacto del programa, reforzando este objetivo, a través de la combinación de medios, tanto físicos tradicionales, como digitales interactivos en un planteamiento 2.0.

Una vez establecidos los elementos y aspectos más relevantes, para una implantación exitosa del Teletrabajo en la organización, tanto de la cultura y su forma de operativizarla en el estilo de liderazgo y en los sistemas de gestión, como en el planteamiento del modelo, el uso de la tecnología, la formación y la comunicación necesarias para movilizarlo, establecemos el arranque del programa a través de una experiencia piloto y su seguimiento.

El marco jurídico nos lo da el Real Decreto – Ley 3/2012 de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, publicado recientemente, constituye un hito legal, en la medida que establece por primera vez una regulación del fenómeno del Teletrabajo, modificado para ello el Artículo 13 del Estatuto de Trabajadores. Puede requerir cambios en los contratos y en los nuevos contratos. Asímismo, es habitual que los proyectos de Teletrabajo contemplen, la evaluación de las condiciones mínimas de seguridad relacionadas con la iluminación, temperatura, ambiente sonoro, espacio físico, extinción de incendios, material de primeros auxilios, material y herramientas de trabajo, así como la formación e información que debe adecuarse a las circunstancias particulares. Otro factor a tener en cuenta es el grado de seguridad y confidencialidad de los datos que gestiona la empresa en relación a datos de caracter personal. El plan de trabajo y los cambios en los contratos deben establecer puntos específicos al respecto.

Las peculiaridades de la prestación de servicios han llevado, en la práctica, a incidir en cuestiones tales como, las medidas en relación con las pantallas de visualización de datos, o los riesgos psicosociales, derivados del posible asilamiento y falta de relación personal de los teletrabajadores.

Entre sus aspectos positivos destacar el enfoque proporcionado, en cuanto a la forma del contrato, los derechos y condiciones laborales y la seguridad y salud. Entre los mejorables citaríamos, la interpretación del concepto preponderante y la flexibilidad en el tiempo de trabajo en alusión a la conciliación de la vida familiar y laboral.

Hay una inversión y esfuerzo que debe medirse para ver el impacto en las partidas presupuestarias de la organización, a continuación se muestra una lista orientativa de los dispositivos más comúnmente utilizados
por los teletrabajadores en su ‘oficina doméstica’:
• Ordenador Portátil
• Tablet PC
• Smartphone
• Cámara videoconferencia, Etc.

Si en el apartado anterior se presentaba una relación típica de dispositivos habituales en el teletrabajador, en este se introducen aquellas aplicaciones informáticas que con el soporte de las primeras permiten satisfacer las necesidades arriba enunciadas:

• Mensajería instantánea
• Información de presencia
• Audio y Video Conferencia
• Reuniones Virtuales
• Espacios de Colaboración (online y offline)
• Portales para la Gestión del Conocimiento
• Gestor de Correo y del Tiempo
• Sistema Operativo cliente para PC
• Sistema Operativo cliente para terminal móvil
• Suite Ofimática

A parte de ese impacto y esfuerzo económico es importante el refuerzo y compromiso de la Dirección a los trabajadores que decidan adoptar el teletrabajo y el compromiso de estos últimos de mantener el rendimiento y eficiencia máximos para alcanzar los objetivos y promover la mejora continua.

 

libroblancoteletrabajoespana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada