IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Música en el cine: análisis y tipologías

¿Por qué la música es tan importante en una experiencia audiovisual? ¿cómo funcionan los mecanismos musicales para generar emoción en el espectador? ¿qué posibilidades me ofrece la música para dialogar con la imagen?. En este post tienes las claves. “En … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

#01 Gringa Paca

18 noviembre, 2013, en eHistoria por José Abellán
Tags:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

aviso-01

Un golpe seco al cerrarse una puerta, un empujón a un niño para que deje de mirar, un par de oxidados cubos moviéndose por un extraño sistema de poleas y espasmos luminosos asomándose por la mayoría de las ventanas. Gringa Paca se ajusta la visera, da una calada a su cigarro de vapor, sonríe y cruza la calle mayor de ese aislado pueblo montada en su caballo autómata. Cinco ojos están clavados en su nuca. Storytelling, eso es lo que necesita esta panda de palurdos.

Con un simple vistazo confirma lo que le anuncian las estadísticas AdPlace: en ese pueblo sólo hay dos tipos de hombres, los que teclean sin parar copiando las últimas novedades de los últimos conceptos, verdaderos fieles de la innovación, vanguardia de los emprendedores, perversos autores de un flujo incesante de información, y el resto, hombres adictos a lo inmediato y a la eterna ráfaga de luz que sale de sus diversas pantallas. Las mujeres se dividen en las que quieren ser como los primeros y las que prefieren no dar problemas y ser como los segundos.

Gringa Paca cruza la puerta de la vieja ferretería, ahora son ocho los ojos clavados en su nuca. Dentro le espera Sally, la hija del fallecido herrero. El negocio familiar se basó durante generaciones en forjar las herraduras de los antiguos caballos y se tuvo que transformar cuando los caballos cambiaron de formato, cuando pasaron de ser bestias naturales a criaturas de cobre. Una revolución que democratizó los medios de transporte haciéndolos aún más bellos.

Malditas macrocorporaciones.

Sally no tuvo más remedio que centrarse en realizar las poleas del inmundo sistema de recados y mensajería de ese pueblo, llevándose un porcentaje por cada mensaje recibido correctamente. Y lleva años en bancarrota: nunca pudo aprender los mecanismos de vapor necesarios para la construcción de autómatas ni supo cómo “reconvertirse”. Ese obsoleto sistema de poleas la tiene absorbida.

Gringa Paca le extiende la guía de actuación “Cómo acabar con tu pantano:  De nada sirve tener lo mejor, si no eres capaz de convencer y vender”. Sally le da su cheque.

Gringa Paca cruza la calle mayor mientras atardece. Se para, mira las lejanas montañas. Eso ha sido otro buen trabajo. Chasca los labios. Lo pétreo sigue dominando los conceptos, las relaciones, el mercado y la calle. Sabe que pronto se cruzará con el Jinete Difuso. Aprieta sus poleas en la bestia autómata. Un relinchar metálico. Donde estaba su materia sólo deja una nube de polvo.

JAF oct13

Sobre el autor de este blog: Jose Abellán

Licenciado en Comunicación Audiovisual, master en Gamification y Narrativas Transmedia (cursando). Cuando entra en la partida, todas las criaturas y proyectos ganan +15 en motivación intrínseca. Más de mí en:

2 comentarios para #01 Gringa Paca
  • jaja! deseando estaba de que llegase ese relato western steampunk. Me gusta la ambientación y estoy desenado saber quién es ese Jinete Difuso 😉 Por cierto,cómo molaría acompañar estos mini-relatos de dibujos rápidos trazados a mano.. como flashes..

    • Bua, ¡ya ves! Los tengo en mi cabeza, pero todavía sob (y quieren ser) una experimentación narrada de conceptos contemporáneos, algo así como una gamificación extrema de la realidad de los emprendedores 😉 Si te animas a dar vida a personajes y/o situaciones, ¡estás más que invitada!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada