Qué significa la zona de confort

Muchos os preguntaréis qué es la zona de confort. Se entiende como la situación en la que te encuentras cómodo, tranquilo, sin riesgos ni ambiciones. Puedes aplicártelo a cualquier punto de tu vida: relación, trabajo, estudios, entorno, etc.

En momentos de nuestra vida, nos encontramos en una etapa en la que la psicología forma parte y reflexionas sobre tu situación. Puede ser que en algún momento hayas entrado en depresión, tuvieras depresión o ansiedad. Es normal. Entonces te preguntas si eres feliz, si haces lo que quieres y si necesitas cambios en tu vida.

zona de confort

Imagen propiedad de Psicología y Mente

Ahí es cuando entra en acción tu área de confort. Para salir de nuestra zona de confort tienes que tener algún motivo de peso, pero si quieres luchar por tus sueños y objetivos, tienes que arriesgarte a pesar de la incertidumbre de los cambios.

Arriesga y abandona tu zona de confort

Al fin y al cabo, son nuestras decisiones y dependerá de nuestros objetivos y metas a corto y largo plazo el emprender un nuevo camino o mantenerse. Siempre has de hacer ese análisis-coste básico en cada situación que se te abre.

Sal de tu zona de confort y no te conformes con lo que tienes. Si trabajas duro, es probable que recojas buenos frutos y consigas estar más cerca de tus metas. La decisión está en ti.

Si quieres más información al respecto, puedes entrar en el blog de Isra y ver otra postura.

“El barco está más seguro cuando se encuentra en el puerto. Pero no es para eso que se construyeron” Paulo Coelho

Inconsistencia temporal

¡Estrenamos sección hablando de la Inconsistencia temporal! Parece algo del otro mundo y es algo que nos sucede cada día. Vamos con la definición y vamos a ver como se aplica en nuestra vida diaria.

La inconsistencia temporal se basa en que en el momento de tiempo X piensas o expresas que vas a tomar una decisión determinada. Ahora bien, cuando estamos en X+1 (que sería un momento cualquiera posterior) decides hacer lo contrario o desistir de aquello que has dicho y estabas decidido. ¿Cómo puede ser? Veamos.

Inconsistencia temporal en las tiendas de ropa

Colas-Probadores

Imagen propiedad del Correo Gallego

Estás en tu tienda de ropa favorita y te has cogido 6 prendas. Después de superar la cola para entrar en los probadores, consigues tu objetivo y te gustan 4 prendas.

Tienes claro que te las vas a llevar y te encaminas hacia la cola. Mientras esperas, vas pensando detenidamente y te das cuenta que hay una que vas a dejar tirada en el armario, como hiciste la semana pasada. Te gusta cómo queda, pero no te ves con ello en el día a día y al final no lo usas. Al final decides dejarlo y comprarte las 3 prendas que realmente necesitas.

Inconsistencia temporal en política

Pedro-Sanchez-Susana-Diaz-Inconsistencia_Temporal

Imagen propiedad del Confidencial Digital

Otro caso típico es la política. Por poner un ejemplo, cuando la pugna Pedro Sánchez – Susana Díaz estaba en auge, el primero aseguró que, si llegaba a ser nuevamente el Secretario General, haría una moción de censura para acabar con el mandato del PP. Consiguió vencer y recuperar el poder. En ese momento, en el que podía enfrascarse en la moción de censura, decidió dejar las cosas como estaban y ganar tiempo, ya que necesita aumentar las bases y cargarse de argumentos y sucesos que le puedan permitir gobernar en España.

Por lo tanto, como hemos visto, el concepto tiene fácil concepto. Tomas una decisión o la piensas y más tarde te arrepientes y cambias de parecer. Puede haber dos opciones, una que hayas mentido, otra que tu decisión no sea consistente con tus objetivos y tengas que cambiarla. Ahí está la cuestión.

Solamente ver lo curioso y rápido que somos capaces de cambiar de posturas y cambiar de chaquetas por nuestro propio interés.

Si te ha gustado, puedes comentar aquí abajo. ¡No dudes en seguirme por Facebook, ¡Twitter, Linkedin o en las redes y compartirlo!

Solo controlas el 33% del tiempo de tu vida

Un día tiene 24 horas y nos repartimos el tiempo de manera que durmamos unas 8 horas y trabajando otras 8 horas. Por lo cual, solo disponemos de las siguientes 8 horas en las que somos libres para decidir y disfrutar. Por lo tanto, gozamos del 33% de nuestra vida.

33%La siguiente pregunta que te debes realizar es, ¿Quieres seguir igual que ahora pasando tu tiempo o quieres cambiar cosas? No te obsesiones un día la vida llegará a su punto final para todos (incluido Jordi Hurtado). Lo que debes hacer es maximizar tu tiempo, intentando ser feliz y haciendo lo que realmente te satisfaga.

No te reprimas, hazlo

Haz lo que quieras y creas que necesitas, no te pongas trabas tu mismo (siempre que sea posible y no orígenes daños a terceras personas, claro). Si quieres pasar la tarde en el sofá, hazlo. Si quieres salir con tus compañeros o apuntarte a claseCiclos de vidas de salsa o ir a hacer deporte con tu grupo de amigos, hazlo.

Solamente hay una cosa que me queda por decirte: Vive y sé feliz. No te amargues por un dulce! Economiza tus broncas, relativiza tus problemas… La vida no está para reprimirse. No te preocupes por el qué dirán. ¡Que importa! Si te conocen, no tienes de qué preocuparte. Y si no es así, qué valor tiene una opinión no contrastada, desconocida y carente de argumentos.  No te preocupes por nada. Intenta volver a respirar y disfrutar de cada pequeño momento, cada pequeña ilusión, de tu única vida conocida.

 

“Carpe Diem”

La economía está en nosotros

Soy Daniel Viñas, graduado en economía y analista escéptico de la actualidad, he decidido crear este blog para poder aportar mi granito de arena en aquello a lo que le tengo pasión, como es la economía y todo lo relacionado. Vais a poder encontrar un contenido variado, ameno y siempre enfocado a ese punto que es el pilar de nuestro día a día. Os preguntáis qué es la economía o queréis saber noticias de economía, este es tu sitio.

daniel-vinasAnte todo, deciros que voy a intentar explicarlo fácil y sencillo, sin tapujos! La economía es apta para todos y estaría bien poder aplicar un pensamiento crítico en nuestra vida.

Escuchamos: “Mira, un economista!” y ya estamos cambiando de canal o desconectando, porque somos así, pero al fin y al cabo, muchos argumentos son lógicos y todos los tenemos en nuestro interior, aunque aun no nos hemos dado cuenta…

Eres economista y no lo sabes

 

Voy a sacar tu economista interior y de estar por casa que tenemos todos. Eso sí, no esperéis recetas milagrosas ni un BMW en vuestra vida.

“Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo” – John M. Keynes