IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Tiempo: ¿Es una variable relativa?

Tiempo: ese amigo engañoso que vive a nuestro lado El tiempo, ese compañero que viene con nosotros allá donde vamos y que según le trate la vida es más amigo que enemigo o un acompañante molesto, nos recuerda incansablemente que … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Endorfinas y viajar. Todo en uno

30 enero, 2018, en Deporte, Estilo de vida, Salud, Viajes por Gema Martín García


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Endorfinas Has oido hablar de ellas, ¿verdad?

Si no has disfrutado del efecto de las endorfinas, al menos sabrás lo que son. Y aquí estoy, hoy en Estados Unidos para hablarte de ello.

Viajar al país de la hamburguesa empieza a ser como una rutina. Cada dos meses o tres vengo a visitar a mis compis americanos y de paso, a los que verdaderamente han terminado siendo amigos, que es lo que a uno le pasa cuando tiene mucho contacto con las personas.

Y estando aquí todo se complica porque, unido al estrés de hablar en otro idioma, se presenta la complicación de dormir, como yo siempre digo, “al revés”, cuando mis amigos del otro lado del charco están despiertos.

En mi caso, que me cuesta conciliar el sueño, cambiar de horario es como un pequeño tsunami que pone a prueba mi resistencia física y psicológica. Y como lo sé, y también conozco la reacción de mi cuerpo y de mi mente, siempre encuentro la mejor solución: salir a correr.

Tengo la gran suerte de tener la capacidad de convencer a todo el que me rodea que correr tiene sus beneficios, aunque en ocasiones, sobre todo, cuando son las 6 de la mañana, me cueste especialmente “vender” esos beneficios.

Así que hoy, puntual, abrigada hasta lo imposible, he salido a correr con dos inconscientes que, como yo, saben que tendrán que enfrentar una semana igualmente dura y encima con comida poco saludable. Así que por ese lado, por el de intentar luchar contra las calorías de más, consigo un poco de motivación extra, que falta me hace.

Y al final, la magia sucede. Porque las 6 de la mañana se convierten en mi mejor momento. Ese ratito en el que voy conversando de todo y de nada con dos buenas amigas, donde el cansancio, el sueño y el malestar de un estómago que aún se encuentra en Europa, comienzan a desaparecer, cuando el desayuno disfrutado en grupo y con las endorfinas a tope, sabe mejor que nunca. Y es que eso de las endorfinas me parecía antes un invento del marketing deportivo, pero resulta que es verdad. Y si no me crees, lee esto.

endorfinas y deporte

Correr te hace feliz

Y entonces recuerdo que para mí correr es más que un deporte, mucho más que un hobby, es casi una terapia. Me limpia la mente, me alegra el día y me da energía para afrontar un día, que ahora me parece sencillo. De repente, el jet lag parece desaparecer, mi idioma mejora y el cansancio ni siquiera se nota.

Sé que ese efecto durará hasta las 3 de la tarde, siempre en horario americano, momento en el cual ya no convenzo a mi mente de que no pasa nada si me muevo en otra zona horaria. Pero al menos, ya casi he pasado medio día.

Así que mañana, a la misma hora, con las mismas amigas, volveré a llenar mi mañana de momentos irrepetibles, conversaciones divertidas y endorfinas, que me harán un día mejor.

¡Viva la terapia! ¡Cómo mola correr!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada