Caso Práctico: enfoque y evaluación

2017-05-30

¿Cómo enfocarlo?

La redacción del Caso Práctico debe ser clara, coherente y corresponderse con una posible situación real. Debe presentar un dilema que permita a los alumnos poner en práctica sus habilidades y capacidades como futuros profesionales del sector.

Para ello, el texto deberá:

  • Contener preguntas que conduzcan al análisis, a la comprensión y a la búsqueda de vías de solución.
  • Despertar su interés y creatividad
  • Evitar preguntas cerradas para potenciar una respuesta más elaborada.

Recuerda, si tienes opción, dividirlo en dos partes para que el alumno tenga la opción de maximizar sus posibilidades en relación al contenido. Una primera parte, obligatoria, donde se deberán aplicar los conocimientos básicos y una segunda, optativa, donde el alumno pueda profundizar en el contenido según sus necesidades.

¿Cómo evaluarlo?

Dar feedback

Es necesario plantearnos que esperaríamos de un profesional al que se le ha encargado la resolución o elaboración de dicho Caso. Debemos ser conscientes de que estamos formando a nuestros alumnos como futuros profesionales del sector y, por esa razón, debemos facilitar un feedback coherente a las exigencias requeridas en una situación real. Destacar aquellos elementos incorrectos o incompletos no es negativo,siempre y cuando se plantee de una forma constructiva y aporte valor.  Todas las recomendaciones que haremos a los alumnos fomentarán su crecimiento profesional, por eso no debemos ser simples con nuestro feedback.

Calificar

La diversidad de temáticas en las que se pueden aplicar los Casos Prácticos dificulta que se puedan establecer unos mismos criterios de evaluación para todas ellas.

A grandes rasgos, una respuesta correcta debería:

  • Poseer coherencia, adecuación y cohesión.  
  • Llegar a los razonamientos esperados demostrando análisis, comprensión y la búsqueda de vías de solución
  • Estar bien estructurada y redactada
  • Considerar todas las vertientes del problema
  • Incluir citas y fuentes que justifiquen su argumento, cuando sea oportuno

Para evaluar objetivamente deberíamos hacer una pequeña rúbrica que nos ayude a plantear lo que, para nosotros, sería una respuesta 10. En ella, podríamos incorporar los puntos anteriores y aquellos criterios que consideremos necesarios para alcanzar los objetivos planteados.

Para finalizar, consideramos que es positivo tener en cuenta el nivel medio de la clase en relación al grado de éxito conseguido durante el proceso de enseñanza/aprendizaje. Para ello, deberemos seleccionar aquellas respuestas que más cumplan con nuestros criterios, (pudiéndolas calificar con un 95) para, posteriormente, elegir la mejor de ellas, la cual  calificaremos con un 100.

Recuerda tener presente todos estos consejos la próxima vez que formules y evalúes un Caso Práctico, siempre recordando que cada uno de ellos será único y se deberá regir y evaluar por aquellos criterios que más convengan en su caso.

Si utilizas alguna técnica para redactar o evaluar tu Caso Práctico y consideras que puede ser interesante para el resto, ¡te animamos a comentar y compartirlo con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *