Entrevistamos a Oscar Fuente, nuevo director general de IEBS

Oscar Fuente, director general IEBSIEBS llega a su séptima convocatoria de masters y postgrados, con nuevos programas adaptados a los nuevos perfiles profesionales 2.0 y mejoras en su plataforma educativa. Además, una de las novedades más importantes que presenta esta edición es el cambio en la dirección de la institución. Oscar Fuente, socio fundador de IEBS y responsable del área estratégica desde su creación, será el encargado de liderar la Escuela, como nuevo director general. Hoy, tenemos el placer de dialogar con él sobre su nuevo rol y el futuro de IEBS como escuela de negocios.

Oscar, sabemos que eres un profesional muy vinculado al mundo de la formación, especialmente en el ámbito online. Ahora te lanzas a encabezar una Escuela de Negocios de referencia en el mundo online como es IEBS. ¿Cómo te tomas este paso? ¿Es para ti un reto?

Bueno en realidad ya venía dirigiendo el proyecto desde el principio porque diseñé, modelé y ejecuté lo que hoy es IEBS desde sus inicios aunque mi vinculación en el día a día era menor. Por eso para mí no supone ningún gran cambio, más que ahora tengo la capacidad de gestionar y acelerar de una forma más directa y efectiva todos los proyectos que teníamos abiertos y todos los nuevos proyectos que estamos gestando.

En cuanto a los retos sin duda son muchos. Vivimos en un mundo donde sólo aquellos que seamos capaces de adaptarnos rápido tendremos probabilidades de sobrevivir y en el mundo de la educación se nos vienen encima grandes cambios y habrá que ser muy rápido; pero promete ser muy divertido y eso me motiva enormemente.

Con respecto a la visión de lo que queremos hacer, sigue siendo la misma y no ha cambiado. Creemos que durante mucho tiempo se ha estado sobrevalorando el coste de la formación de postgrado y apostamos por una formación de alta calidad pero a un coste razonable. En Estados Unidos hay una fuerte corriente encabezada por Peter Thiel (fundador de Paypal) que cuestiona rotundamente a las universidades americanas más elitistas. Mi intención es demostrar que se puede hacer formación de calidad a un coste razonable. Por otro lado hemos querido poner nuestro granito de arena en las innovaciones metodológicas combinando diferentes metodologías de trabajo, entre ellas los métodos ágiles. También hemos apostado por un modelo donde el alumno tiene que ser el protagonista y el centro de su aprendizaje y el profesor deja de ser un transmisor de conocimientos para convertirse en un gestor de aprendizajes. El trabajo en grupo, la colaboración en un entorno en red, el crowdlearning y el aprender sobre la base de que es más fácil aprender aplicando los conocimientos que estudiándolos hacen el resto.

Para mí es un reto cada día y así vivo mi trabajo. Me gusta lo que hago y disfruto y doy gracias por poder hacer lo que me gusta a pesar de los sacrificios que requiere.

¿Cómo ves la situación de la formación online en nuestro país? ¿Cuál crees que es la evolución que sufrirá en los próximos años?

Me parece que estamos en un buen momento. Quizás como todos sabemos el mercado no está en el mejor momento pero las escuelas online tienen facilidad para internacionalizar su servicio. También me doy cuenta de que el alumno es más exigente, está más formado y sabe lo que quiere. Esto es muy bueno porque aún existen muchas propuestas que siguen apostando por modelos de aprendizaje del siglo XX que, o bien están desapareciendo o desaparecerán o bien están pivotando hacia un modelo de mucha más calidad. En este sentido creo que IEBS ha ejercido una influencia importante en el sector fijando un nuevo estándar en el mercado y la verdad es algo de lo que me siento muy orgulloso y que además me obliga a ser cada vez mejor.

En los próximos años veremos grandes transformaciones. La más importante está sucediendo ya y se equipara con la invención de la imprenta y es el hecho de que vivimos en la era del conocimiento libre donde la universidad o el profesor dejan de ser ya el centro del universo porque el conocimiento es fácilmente accesible para todos, libre y gratuito. Esto está fijando unas nuevas reglas del juego.

¿Cómo se va a enfocar este desde IEBS?

Para ser capaces de adaptarnos al mercado somos ágiles y aunque suene raro no me gustan los planes a largo plazo. Hoy en día, pensar de  año en año en Internet podemos considerarlo largo plazo. Para ser capaces de adaptarnos a los cambios trabajamos ágilmente para poder innovar rápido y trasladar las tendencias a los alumnos de forma inmediata. Si tuviera que hablar de un enfoque hablaría de innovación y de rapidez.

Ante un panorama de crisis como el actual, ¿crees que la formación es más necesaria que nunca? ¿Cuáles son los campos que más requieren de profesionales preparados?

La formación es siempre necesaria pero como siempre hasta que no vemos las orejas al lobo muchos no recurrimos a ella. El mundo en el que vivimos hace que cada vez nos sea a todos más complicado mantenernos actualizados; por ello la formación nos ayudará a acelerar algunos de los procesos de actualización cuando no tengamos tiempo. Creo que en general cada vez será más habitual la combinación de formación formal con formación informal.

Internet y las TIC están dejando atrás el mundo del pasado, el de la revolución industrial, y muchos de los de mi generación que no han tenido la suerte de participar en esta revolución que estamos viviendo tienen la obligación de actualizarse. Hemos pasado de la era de la estandarización, del todos somos iguales a la era del trabajo en grupo, la inteligencia colectiva y donde hay espacio para todos.

Nos puedes contar qué cambios crees que son necesarios en IEBS y cuáles los aspectos que cabe mantener y preservar.

Sustancialmente no hay grandes cambios a corto plazo que vea necesarios. Simplemente aquellos que hay que hacer en una organización que crece rápido. Pero desde el principio nacimos desde la tecnología y por tanto tenemos facilidad para aprovechar sus ventajas competitivas.

Con respecto a lo que pienso que hay que preservar es nuestra forma de hacer diferencial, nuestros valores, nuestro trato cercano con alumnos y profesores, seguir focalizados en la innovación y sin duda el más importante la excelencia en el trabajo y la calidad del servicio que prestamos. No somos perfectos, no me canso de decirlo. Trabajamos con personas y las personas como seres humanos que somos cometemos errores, pero si hay algo que hay que preservar es el respeto por el alumno que ha confiado en ti y que toda la escuela siga girando en torno a ese alumno rey. Un alumno que para nosotros es y será lo más importante y el principio y el fin último de toda la organización, aunque no siempre tenga que tener la razón :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *