IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

ERP Open Source vs ERP privativo

La controversia sobre qué tipo de software de gestión empresarial ERP es mejor, si el software Open Source versus el software propietario o privativo, no deja de ser un debate estéril. Cada tipo de software plantea tanto ventajas como inconvenientes, por lo … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Lean Manufacturing (o manufactura esbelta) y los ERP

11 noviembre, 2013, en ERP por Sergio Martínez
Tags:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Hace unas semanas leía el artículo La manufactura esbelta (Lean manufacturing) y los sistemas ERP en el portal más importante de América latina sobre evaluación de software empresarial Evaluandoerp.

Para los profanos, el concepto Lean manufacturing (producción ajustada, producción limpia, manufactura esbelta, ..) esconde un concepto muy simple: la mejora de la calidad y servicio al cliente bajo las premisas de la eliminación de lo superfluo, innecesario y sin aporte de valor.

Lean Production por Cory M. Grenier, en Flickr

Lean Production por Cory M. Grenier, en Flickr

En este artículo se analizaba brevemente el modo que había que trabajar con la organización antes de implementar el ERP (resumidamente, el core o núcleo del software de gestión de una corporación). En ocasiones se aprovecha el cambio del sistema de información ERP para reorganizarse, lo cual es un error, pues no permite tener objetivos definibles y mucho menos medibles. Cualquier implantación de un sistema de información en una corporación debe ser posterior a la reestructuración de las actividades de la empresa que lo requieran, para así lograr una optimización mayor del sistema de información y un retorno de la inversión mayor. Lo resumía el artículo de esta forma:

  • Eliminación de las actividades sin aporte de valor.
  • Conocimiento de los responsables de las mejores prácticas.
  • Procesos alineados con los propios requerimientos.

En mi particular forma de verlo, y considerando que estos puntos son imprescindibles, el alcance no ha de reducirse a las tareas previas a la implantación del ERP, sino a las posteriores también, y eso es lo que pretende afrontar este artículo. Así, podríamos añadir:

  • Discriminar entre las tareas habituales y esporádicas. Se trata de no darle el mismo valor a todos los procesos. Las interfaces del ERP deben priorizar las tareas diarias frente a las mensuales o anuales. Podría resumirse en que el sistema de información debe ser ágil para lo habitual, y podría serlo menos para lo esporádico.
  • Estructuración del sistema según los propios flujos de trabajo. Si el sistema de información se organiza tal como acontecen los procedimientos de trabajo, será más lógico para el usuario y por tanto más intuitivo y rápido.
  • Ordenación de la información. No me refiero a una cuestión de reporting, sino de generación de esta información de forma estructurada y ordenada. Establecer y/o consensuar con los usuarios criterios para la creación y actualización de la información, de tal forma que no haya dudas o diferencias en cuanto a la información sea reportada por un usuario u otro.
  • Mejora continua de los procesos. Análisis y rediseño continuo de los flujos de trabajo. Preguntarse continuamente: ¿Por qué lo hago así? ¿Para qué hago esta tarea? ¿Cómo podría mejorar este proceso? ¿Dónde se produce el cuello de botella de este proceso? Estas preguntas deben hacerse siempre, con ERP o sin él.
  • Mejora continua del propio ERP. En el caso de un ERP horizontal, y fuera del típico mantenimiento correctivo, evolutivo, ..,  es más difícil aportar mejoras. Sin embargo, en el caso de un ERP vertical es más fácil establecer acuerdos con el proveedor del servicio para que incluya mejoras funcionales que aporten valor a los procesos de la empresa, de esta forma, se enriquece tanto el cliente como el producto del proveedor.
  • Integración del ERP con otras herramientas de gestión empresarial. En ocasiones, condenarse a que un sistema ERP sea capaz de gestionar todos los ámbitos del negocio es un error, desde el punto de vista de que cada software está especializado en un área. Me refiero a soluciones de CRM, BPM, BI, etc. En el caso del ERP extendido o ERP II suelen llevar implícitas estas otras soluciones embebidas y a lo mejor no son tan idóneas para el negocio como lo es el ERP. Hay que elegir la herramienta que mejor se adapte al negocio, aun en aras de pérdida de integración.

Hay otras muchas razones por las que convendría implicar al ERP en el ámbito de la mejora continua, y estoy seguro, que como lector se te ocurre alguna más. Puedes contribuir al artículo dejándonos tu comentario.

2 comentarios para Lean Manufacturing (o manufactura esbelta) y los ERP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada