Política en redes sociales: hacia la consolidación

A medida que pasan los años -y las elecciones- vemos cómo crece el protagonismo de la política en redes sociales y su consolidación. Tiempo atrás, ¿quién hubiera dicho que la primera campaña de Barack Obama en Twitter fue clave en su acceso a la Casa Blanca? Además, el presidente de los EEUU rompió todos los moldes al conseguir más de un millón de followers en tan sólo cinco minutos tras lanzar su cuenta @POTUS. Hablamos de 2008.

Un estudio realizado enpolítica en redes sociales 2013 por el Digital Policy Council revelaba que el 75% de los mandatarios de todo el mundo tenía una cuenta en Twitter: una muestra de la brutal penetración de la política en redes sociales.

Las ventajas de Facebook, Twitter, YouTube, MySpace, Flickr, Instagram, etc. es que son caminos directos de comunicación entre los políticos y los votantes, además de fundamentales para llegar al público más joven o para reclutar voluntarios. El mensaje, a través de las redes sociales, llega pues a más gente. Por otra parte, su presencia en estas plataformas no cuesta dinero, frente a los anuncios tradicionales.

La política en redes sociales, imprescindible

Siguiendo con el caso de Obama, la gente se preguntaba, en su segunda campaña en 2012, cómo iba a innovar en su estrategia de redes sociales -ya tan masificadas-… si ya lo había hecho todo. ¡Pues no! El primer presidente de la Era del Social Media lo volvió a conseguir, concediendo una entrevista con los internautas en directo en Reddit. El resultado fue espectacular: más de 24.000 comentarios y más de cinco millones de páginas vistas. Pero esto no se acaba aquí: más de 50 empleados que formaban el equipo tecnológico de Obama, con los datos de 2008 y con información de Facebook, identificaron a muchísimos indecisos e incluso lograron detectar que, en Florida, el segmento decisivo para lograr la victoria se hallaba en las mujeres de alrededor de 35 años. Investigando entre el océano del big data recogido entre las redes, vieron que la gran mayoría de ellas eran fans de una misma serie de TV. ¿Qué hicieron? Insertar anuncios de Obama en ellas. Fue una gran táctica.

También en España la política en redes sociales se consagró en 2011, durante las elecciones a La Moncloa que se disputaron Rajoy y Rubalcaba. Hoy en día, lo dicho: si eres político y no interactúas en las redes sociales, no existes.

Lo que queda por hacer

Varios analistas han querido constatar que, sin embargo, en las campañas políticas de menor envergadura el posicionamiento web no está bien trabajado, y el SEO es una táctica fundamental dentro de la estrategia electoral. Cuanto más alta sea tu posición en los buscadores, más posibilidad tendrás de hacer llegar tu mensaje a los votantes. Es decir, los partidos o candidatos no deberían limitar sus esfuerzos en el diseño de sus webs, sino que éstas deberían responder a una estrategia global de SEO y de presencia en internet que, bien trabajada, podría ahorrarles miles y miles de euros en publicidad online.

Por otra parte, los community managers de los partidos políticos deberían conocer y saber manejar ciertas herramientas de social media básicas que, hoy en día, muchos desconocen puesto que no todo es Facebook y Twitter.