IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Suena Guernica: música y arte se dan la mano

Los grandes aniversarios se tienen que celebrar por todo lo alto. Y si son relacionados con temas de arte, ¿qué mejor que hacerlo con actos llenos de creatividad? Este año se cumplen 80 años del nacimiento de uno de los … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

La Fura pone las aplicaciones a escena

9 julio, 2014, en Teatro por Ignacio Granero


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

La Fura dels Baus lleva 35 años innovando en todos los aspectos del teatro contemporáneo. Su última creación M.U.R.S se estrenó dentro de la programación del Festival Grec de Barcelona entre los los días 30 de junio y 5 de julio. Si todas las representaciones de La Fura se rodean de enormes expectativas, esta no lo fue menos, ya que ellos mismos dijeron de M.U.R.S. que “quiere ser el primer smartshow de la historia”, donde la tecnología móvil jugaba un papel fundamental. Para desarrollar la parte tecnológica e integrarla en la actuación, la Fura ha contado con la colaboración del Futurelab del instituto Ars Electronica de Linz (Austria) y en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el asesoramiento del departamento de Open Systems de la Universidad de Barcelona y la Universidad Rovira i Virgil.

No es mi intención la de hacer una crítica teatral de la compañía; es mejor fiarse de los expertos que ya han publicado sus impresiones en la prensa aquí, aquí y aquí. Me interesa dar a conocer M.U.R.S en este blog porque la obra de La Fura ha apostado por la participación directa del público dentro de la función a través de la utilización de los smartphones. Es habitual que La Fura incluya las nuevas tecnologías dentro de sus espectáculos y en este caso el público se tenía que desplazar por una instalación con cuatro espacios autónomos dentro del foso del Castell de Montjuic, con proyecciones complementando la performance de los actores. Además, para vivir la experiencia de la obra de una manera integral, los espectadores debían acudir con sus teléfonos móviles con la aplicación de la obra descargada.

La aplicación estaba pensada para que a través del móvil pudiésemos intervenir dentro de la obra, con los actores o con los demás espectadores con las siguientes acciones:

Haciendo subir y bajar las acciones Foto: Josep Aznar

El público hace subir y bajar las acciones
Foto: Josep Aznar

  • Órdenes del móvil hacia su dueño: “Aplaude con fuerza”, “Choca los cinco con tu compañero”…; o para moverlo hacia la siguiente área, para invitarlo a entrar en escena, para implicarlo dentro de un grupo a través de un color diferenciado…

  • Dándonos informaciones de detalles fuera de la acción de los actores en ese momento: avisos de incidencias dentro de la obra a través de mensajes o vídeos, con el objetivo de hacer reaccionar al público (p. ej. “Te han robado la cartera”).

  • Como interfaz en la que cambiar algunos aspectos: hacer subir y bajar unas supuestas acciones de la Bolsa, por ejemplo.

  • Escribir en un chat visible en una gran pantalla en el que podíamos publicarlibremente lo que quisiéramos en uno de los puntos fundamentales de la obra.

Uno de los objetivos que se buscaba era el de cuestionar la presencia del móvil en nuestras vidas, de cómo somos dependientes de él. Incluso en un momento de la obra el móvil reacciona de manera más íntegra que su propietario ante una humillación pública, pidiendo que intervengamos. Por supuesto nadie lo hizo.

La App de M.U.R.S.

La App de M.U.R.S.

Sin embargo el espectáculo tuvo grandes fallos a nivel técnico: a pesar de que al inicio se recordaba a los participantes que estuvieran atentos a sus móviles, con la aplicación descargada, los tiempos de carga fueron en muchos casos demasiado largos, incluso impidiendo la participación en la escena; a otros la aplicación les apareció en inglés, sin posibilidad de poder cambiar el idioma. Por tanto, se hizo patente la confusión del público entre el mal funcionamiento de la aplicación y la idiosincrasia de las representaciones del teatro contemporáneo, con algunos espectadores abandonando la interacción con sus móviles.

Lo que se puede constatar es que este tipo de espectáculos ligados a la tecnología móvil obligan a tener en cuenta estos aspectos:

  • Wifi: En todo el espacio de la obra se podía acceder a Internet de manera gratuita.

  • Protocolo técnico adecuado: por ejemplo se avisaba que el móvil debía de estar en modo avión para no interferir con la representación.

  • Anunciar que se necesita un sistema operativo actualizado: algunos móviles que no son de ultimísima generación tardaban en cargar las acciones de cada espacio o directamente daban problemas.

  • Asistencia técnica: En uno de los espacios había una caseta con unos profesionales que indicaban no sólo a los más despistados sino a los que no podían acceder de manera correcta a la aplicación.

En resumen, el atrevimiento de La Fura dels Baus los ha llevado a investigar en M.U.R.S. las posibilidades del móvil como herramienta a utilizar en sus obras para conectar de manera directa con el público. Pese a ello, todavía hay un amplio margen de mejora para que la experiencia sea totalmente satisfactoria en cuanto al uso de esta tecnología móvil.

1 comentario para La Fura pone las aplicaciones a escena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada