IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Mamut de Siberia regresa a la vida 

  Este proyecto liderado por el ecólogo Douglas McCauley, de la Universidad de California en Santa Bárbara (EEUU), busca además regresar a la vida a la Paloma migratoria, un ave migratoria que fue cazada hasta su extinción en 1904, según explica … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

Vidas a pedal

2 febrero, 2017, en periodismo por Jhon Jairo Zambrano Murcia
Tags: , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Vidas a pedal

Vidas a pedal

Jóvenes idealistas que dejan sus vidas corrientes para iniciar una nueva aventura, una que trascienda y deje una huella, una vida a pedal, buscando aventuras, con causas nobles, arriba de una bicicleta.

Juan Dual, Andrea Navarrete, Iria y Gonzalo, jóvenes aventureros que dejaron todo atrás para iniciar una nueva aventura en sus vidas, todos con un fin noble como la lucha contra con el cáncer, la igualdad de género o simplemente para cambiar la cotidianidad de sus vidas, abordaron sus bicicletas y trazaron sus rutas a lo largo y ancho de América Latina, rutas que los llevó a encontrarse en Santiago de Chile y contarnos sus experiencias y expectativas.

Cambiar el mundo y sus vidas desde una bicicleta

Juan Dual: Me llamo Juan Dual, vengo desde Nicaragua, tengo 31 años, soy de España y empecé a rodar en bicicleta el 15 de noviembre (2015), viajo desde Nicaragua hasta Ushuaia en la lucha contra el cáncer.

Iria y Gonzalo: Yo soy Iria soy de España pero hace seis años que vivo en Argentina. Y yo soy Gonzalo, soy de Buenos Aires Argentina.

Andrea: Buenos Mujeres Bicibles, es un movimiento social que busca que más mujeres usen la bicicleta como medio de transporte, nos fundamos en 2012 y en este momento en Colombia somos más de siete grupos de mujeres Bicibles y gracias al viaje que estoy haciendo en bicicleta la idea es ampliar la red a una red Latinoamericana de mujeres Bicibles.

Iria: En el 2014 bueno queríamos como cambiar un poco nuestro estilo de vida y teníamos muchas ganas de viajar indefinidamente, así que vendimos todo lo que teníamos y dejamos nuestra casa y los trabajos fijos y nos fuimos a viajar en bicicleta.

Andrea: Llevo Colombia, ecuador y entré hace una semana a Perú, estoy en este momento en Perú.

Juan: Viajo sin… no tengo colon, recto, estómago ni vesícula biliar, porque mi papá tuvo un cáncer, mi abuelo y mi tío fallecieron por un cáncer, vieron que era genético y que yo lo tendría, entonces me estuvieron haciendo analíticas y para evitar tener cáncer, desde los 13 años llevo haciéndome pruebas, y con 19 años me operaron, me quitaron el colon y el recto y luego hace cuatro años me quitaron el estómago y la vesícula biliar, para evitar el cáncer… Felices no mucho, médicos, amigos, familia ¡tu estás tonto! no deberías hacer esto por aquello, no deberías hacer aquello, no deberías, el no, el no, el no que está siempre controlándonos, para que no salgamos de lo que está establecido, para tenernos controladitos, al revés…

Iria: desde diciembre de 2014 estamos viviendo la vida encima de una bicicleta.

Andrea: Nueve países, después de Perú, Bolivia, Paraguay, Sur de Brasil, Uruguay, Argentina  y Chile, terminamos, terminaré, en Santiago de Chile.

Juan: He recorrido Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador y un trocito de Perú. Y la experiencia es que me he dado cuenta que quiero y que voy a hacer de esto mi vida, voy a hacer de la lucha contra el cáncer sobre una bicicleta mi vida, la energía que recibes de la gente, los mensajes de ánimo, todo el apoyo, el wow!

Gonzalo: El viaje comenzó en Brasil, en Florianópolis, y bueno fuimos recorriendo parte del la sierra, después por la costa, pasando por la costa de Uruguay, entrando en Buenos Aires y después atravesamos toda la Argentina por la parte de la pampa, por San Luis, Mendoza y después hicimos un cruce de Cordillera , pasando por el Cruce Los Libertadores a 3.185 metros, (msnm), y ahora hemos estado recorriendo la costa desde Concón hasta Cartagena (chile), y ahora entramos en Santiago de Chile.

Andrea: Comencé viajando sola, hice Colombia sola, Ecuador una parte la hice sola y me encontré con otros tres viajeros, dos chicas, una brasilera Cristian Ferreira, una chica boliviana que se llama Caty Carrasco y un chico español que se llama Juan Dual, y en este momento estoy viajando con Juan porque las dos chicas van para México y nosotros dos vamos bajando, entonces coincidimos una parte de la ruta y vamos viajando juntos.

Juan: Realmente no hay mucha diferencia, más que andar con cuidado de la comida, la alimentación, lo que hago es cada 20 kilómetros, cada hora aproximadamente, me paro como para ir un paso adelante, previniendo cualquier tipo de baja de azúcar, para tener siempre energías, la comparación fácil es para que la batería esté siempre cargada entonces estoy cargando constantemente la batería. Lo único es centrarme en eso, lo demás es la energía que está aquí dentro.

Gonzalo: Lo que sigue  es pedalear por parte de Chile, cruzar a Argentina, todo hacia el sur recorriendo la Patagonia argentina y chilena hasta llegar hasta Ushuaia.

Andrea: Ha significado muchas cosas, no solamente el desprendimiento que ha sido una cosa brutal, un encuentro conmigo, un encuentro con el mundo, descubrir que el mundo es maravilloso, es muy bonito, pero que también hay humanidad en todos nosotros, porque a veces tanta hostilidad que se vive en las ciudades como que nos hace olvidar que somos humanos y  nos podemos dar la mano, ha sido bonito descubrir eso. También he sufrido bastante porque no soy ciclista de montaña, he sido ciclista humana hace 12 años, entonces las exigencia física es dura, pero a medida que uno va avanzando va cogiendo más fuerza y se va haciendo más bonito el viaje, más suave.

Gonzalo: Cuando llegamos a Ushuaia tomamos un envión y subimos para recorrer el norte de Sudamérica.

Juan: Justamente cuando les dije esto a mis amigos a mi familia, ya era una decisión que estaba tomada, estaba hecha, no había nada que fuese a pararme, lo iba a hacer sí o sí, mis amigos lo sabían, mis padres lo tuvieron que aceptar y los médicos fueron como bueno vuelve vivo y seguiremos haciendo otras pruebas, pero la finalidad de todo esto es como tengo tatuado, no lo pienses, es enviar el mensaje de que somos imparables, de que somos capaces de hacer todo lo que nos propongamos, que no hay nada que no podamos hacer, por mucho que nos digan no deberías hacer esto, no te recomendamos, no… podemos hacer todo, todo, olvidarnos siempre del no, vamos a llorar, vamos a reírnos, nos va a costar más, nos va a costar menos, pero vas a aprender de ello  y luego vas a sacar algo positivo, incluso lo peor que nos pueda pasar en la vida es positivo, para el futuro siempre va a ser bueno, entonces es motivar a la gente a que haga aquello que les hace felices.

Gonzalo: La verdad que al ciclovajero siempre lo ayudan mucho y que no es tan difícil como se piensan, no se necesita un gran presupuesto, ni un estado físico muy atlético, el principal miedo está en la cabeza, pero lo más difícil es dar el primer paso.

Andrea: Bueno yo creo que no hay que esperar a que la ciudad disponga de los espacios y de las vías para la bicicleta, sino que ya mismo subirnos a las bicicleta, es un ejercicio político, es un ejercicio de empoderamiento, históricamente ha sido así, hace 200 años las mujeres están usando la bicicleta como medio de transporte, entonces no hay que esperar a que la ciudad nos solucione el problema sino que también la iniciativa civil es muy importante, entonces hay que subirse a la bicicleta ya.

Iria: Teníamos experiencia viajando con mochilas, entonces al final lo que hicimos fue mezclarlo todo, porque viajar en bicicleta en sí, la bicicleta sólo es el transporte, tienes que desarrollar unas disciplinas, un sexto sentido a la hora de viajar que eso lo puedes hacer viajando en bicicleta, con mochilas o con lo que sea…

Juan: Nos tenemos que adaptar a lo que tenemos, yo me adapté en su momento a no tener estómago y determinados órganos, tenemos que constantemente fluir con lo que tenemos alrededor, si realmente quieres ir en bicicleta hazlo, la gente que no sepa andar en bicicleta… todos nos hemos caído de pequeños, te magullas, eso se cura y te hace más fuerte, la gente que quiere viajar y no se atreve por los riesgos, seguro que vas a aprender, vas a disfrutar, te va a encantar, por qué quedarte parado, no tenemos unas raíces, tenemos unos pies para algo, utilizarlos, pon los pies en el pedal y sal a la carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada