RRHH 2.0

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de RRHH 2.0

RRHH 2.0

05 May 2015
2 comentarios
Tags: RRHH

Claves para motivar a tus empleados

MaloRegularBuenoSobresalienteExcelente! (12 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Imagen de perfil de Mireia More

cómo motivar trabajadores

Si bien la mayoría de empresas valora por encima de todo su capital humano, no siempre tienen en cuenta cómo sacarles el máximo rendimiento a sus trabajadores. No es necesario trabajar más horas, hacer menos jornadas de vacaciones o conseguir una concentración inalterable, sino más bien al contrario: lo importante para que los empleados sean más productivos es que estén motivados, receptivos y tengan seguridad dentro de la compañía.

Si en artículos anteriores hablábamos de cómo aumentar el rendimiento de los trabajadores gracias a nuevos espacios de trabajo y a cambiar algunas dinámicas dentro de la oficina, en esta ocasión daremos las claves para motivar a tus empleados y mejorar la comunicación interna.

¿Por qué un empleado puede estar desmotivado?

Aunque el estado de ánimo depende del carácter de cada persona, sí que hay factores en común si nos referimos a motivación. Debemos tener en cuenta que un trabajador desmotivado no lo está nunca sin una buena razón, como por ejemplo:

1. No puede aportar ideas a la empresa. No se tiene en cuenta su opinión y por ello no se siente valorado.
2. Durante la entrevista laboral creyó que tendría otras responsabilidades. Es importante definir bien un cargo y explicar durante la entrevista cuáles serán las responsabilidades del empleo. Puede llevar a frustración si no calza con sus expectativas una vez dentro del empleo.
3. No tiene unos objetivos definidos. Si los empleados no cuentan con este tipo de recurso, no sentirán que forman parte de la totalidad de la empresa y que contribuyen a su funcionamiento.

Todo ello se traduce en un sentimiento de cansancio, hartazgo y desilusión, que a la hora de trabajar representa una deriva de la productividad y la participación en los grupos de trabajo.

motivar empleados

Los incentivos no son la solución

Dan Pink es experto en gestión de recursos humanos y ha escrito varios libros con respecto a la motivación en el trabajo. Según él, en el mundo de los negocios hay unos recursos establecidos para motivar a los empleados, como son los incentivos económicos o de mejora de la situación dentro de la empresa. Sin embargo, Pink sostiene que los últimos avances científicos han demostrado que estos “premios” no sirven para nada, y que en algunos casos incluso dan lugar a peores resultados.

Si hablamos de comportamiento humano, lo mejor para motivar a cualquier persona es satisfacer 3 necesidades: la primera, la autonomía, que se traduce en la necesidad de dirigir nuestras propias vidas; la segunda es el dominio, también entendido como el deseo de hacer algo cada vez mejor y convertirse en experto; en tercer lugar, es necesario que un trabajador pueda hacer realidad su propósito, o en otras palabras, el deseo de hacer algo por el bien de la sociedad, del planeta, o en este caso, de la empresa.



Cómo motivar a tus empleados: la importancia de la comunicación interna

Si bien no existe ninguna fórmula para mantener a los empleados motivados, sí que podemos diferenciar dónde está la raíz del problema y cómo intentar prevenir la desmotivación de la plantilla. Según Jeff Boss, Couch especializado en adaptabilidad, el secreto está en saber cuándo usar la herramienta adecuada para la personalidad adecuada en la situación adecuada. De otra forma, el mensaje recibido no se corresponde con la intención, y aquí es donde hay una mala comunicación y la cohesión de equipo desaparece. En definitiva, todo ello puede mejorarse con una buena gestión de la comunicación interna, prestando especial atención a los siguientes puntos:

  • No des razones u órdenes; si solamente preguntas tendrás mejores resultados. Si un trabajador no ve claro hacer una tarea, no le digas que tiene que hacerla y no le des tus motivos para que lo haga. En vez de eso, pregúntale qué piensa. Así, conseguirás tener una idea de los problemas que él ve, y al mismo tiempo le harás replantearse, de forma muy sutil, sus motivos. Haciendo preguntas podrás encontrar las motivaciones personales que te permitirán a su vez comunicarte mejor con tus empleados.
  • Acortar el feedback. Es importante que te reúnas con los miembros de tu equipo para hablar de cómo van las cosas y de si existen problemas o desafíos. Lo ideal es que sea individualmente, con una atención personalizada. Puedes hablar de cómo va el trabajo, de los siguientes pasos que están por venir y de las áreas dónde se puede mejorar. No hace falta que sean reuniones muy largas, de unos 10 o 15 minutos a la semana sería más que suficiente. A veces las reuniones se alargan demasiado y eso es contraproducente: cuida de tu equipo, y dedícales a cada uno un poco de tu tiempo.
  • Olvídate del Open Door Policy (o política de puertas abiertas). Cuando hablamos de esta política de comunicación, nos referimos a empresas dónde el CEO o supervisor deja la puerta de su despacho “abierta” para dar una imagen de transparencia a los empleados. A la hora de la verdad, esta técnica no termina de funcionar: casi ningún empleado se toma la libertad de entrar en el despacho de su jefe con quejas y requerimientos bajo el brazo. En vez de eso, puedes elegir un representante de cada departamento e invitarle a pasar. Podéis hablar de recomendaciones y así verás en todo momento si algo no marcha bien.

Aunque estas medidas pueden ir aplicándose poco a poco, hay una regla de oro que deberás tener siempre en cuenta. Según Simon Sinek, escritor y experto en dirección de empresas, la única motivación es la empatía: si los jefes y los gestores de recursos humanos se pusieran en el lugar de sus empleados y dieran respuesta a sus propuestas, ideas y recomendaciones, el ambiente de trabajo sería mucho más distendido y verían aumentar la proactividad.



Una buena gestión de los Recursos Humanos

Un buen departamento de Recursos Humanos no se centra solamente en buscar el talento, sino que también se ocupa de gestionarlo una vez se ha incorporado a la plantilla. Con este artículo, hemos visto las causas de la posible desmotivación de un trabajador, y cómo mejorar la comunicación interna para poder solventarlo. Si te interesa formarte para poder gestionar el capital humano en una empresa, te recomendamos que le eches un vistazo al Máster en Dirección Innovadora de los Recursos Humanos de IEBS, donde aprenderás los modelos y estrategias necesarias para dirigir tu propio departamento de RRHH. Y si este artículo te ha resultado interesante, ¡No te olvides de compartir!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

2 comentarios sobre “Claves para motivar a tus empleados”

    1. ¡Gracias por tu comentario Judit! La motivación intrínseca iría ligada a las cosas que hacemos porque nos apetece, como un hobby. En cuanto a la motivación extrínseca, hace referencia a lo que sentimos cuando trabajamos y nuestro jefe, por ejemplo, nos motiva con diferentes incentivos. Lo interesante sería que, cuando trabajamos, además de tener motivación extrínseca tuviéramos también algo de motivación intrínseca para disfrutar realmente con lo que hacemos. Gracias de nuevo por tu comentario :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

IEBS EN LAS REDES

BUSCA EN EL BLOG

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

Tags

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Al pulsar Suscribirme acepto expresamente los términos y condiciones.

No gracias, seguir leyendo el post