Marketing Digital

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Marketing Digital

Marketing Digital

23 Feb 2016
Sé el primero en comentar

Qué es el Growth Hacking y cómo aplicarlo en una Startup

MaloRegularBuenoSobresalienteExcelente! (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Imagen de perfil de Sonia Mañé Vernia

qué es el growth hacking y cómo aplicarlo

 

¿No te has preguntado nunca cómo Facebook, Pinterest, AirBnb o Dropbox, entre otras, han conseguido convertirse en la gran apuesta de inversores y ganar más dinero del que podrían haber soñado en tan poco tiempo? Aunque cada una de ellas tiene sus particularidades, se ha encontrado un denominador común que las ha llevado de startups a convertirse en empresas consolidadas; el Growth Hacking. No desesperes, enseguida te contamos qué es el Growth Hacking y cómo aplicado a una startup puede convertirse en la inversión más acertada y barata que hagas.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

 

Qué es el Growth Hacking


Si analizamos el término Growth Hacking veremos dos palabras que ya nos dan la pista de por dónde van los tiros:

__ Growth = crecimiento

__ Hacking = de hackear, descrito también como la habilidad de programar soluciones creativas de software para resolver problemas de la vida real.

La idea del Growth Hacking surge de una premisa muy básica: crecer, crecer y crecer. Cada decisión que tome un Growth Hacker irá destinada a hacer crecer a su empresa; cada estrategia, cada táctica o iniciativa, crecer es el sol alrededor del cual gira un growth hacker. Por supuesto, los profesionales del marketing tradicional también buscan eso, pero no en la misma medida. Así que lo que hace poderoso al growth hacker es su obsesión en un único objetivo: el crecimiento. Es precisamente a causa de esta obsesión que han aparecido nuevas técnicas, métodos y herramientas que antes no existían y que se han convertido en las bases del Growth Hacking.

Pero pongámonos en situación: ¿cómo conseguimos crecer cuando acabamos de empezar? Un growth hacker lo tiene claro: hay que conseguir más con menos.  A nadie le gusta invertir mucho dinero en algo que no sabe si va a funcionar, en cosas que conllevan riesgos, como la publicidad. Y menos les gusta hacerlo a startups que acaban de iniciar su viaje en el mundo de los negocios y no están dispuestas a despilfarrar dinero innecesariamente. Pues bien, ¿qué otra cosa podemos hacer, en el mundo digital que nos rodea hoy en día, para crear estrategias de marketing baratas y efectivas? El Growth Hacking da respuesta a esta pregunta: las herramientas digitales, especialmente todo aquello gratuito, se convierten en las mejores aliadas de las nuevas estrategias de marketing.

Estas nuevas técnicas precisan de unos ingredientes esenciales: la creatividad, por una parte es la base de la receta que consigue encontrar soluciones distintas a los problemas nuevos y a los de siempre. Por otro lado, el análisis es será la especia de la receta que le da fundamento al resto; un growth hacker ha de ser capaz de analizar los datos de comportamiento de los usuarios y del mercado para crear estrategias efectivas. Por último, destacaremos también la habilidad de desarrollar; condición sine qua non para que funcione el Growth Hacking, que se basa, fundamentalmente, en alcanzar el crecimiento de una startup.

Cómo aplicar el Growth Hacking en una startup


1. Trabajar, y mucho, en la creación del producto

El Growth Hacking no consiste únicamente en vender un producto o servicio de forma original, creativa y más barata. Para que funcione es preciso contar con una buena materia prima. Por eso es tan importante la primera fase de implementación del Growth Hacking; crear un producto que valga la pena. Eso significa, trabajar duro para que el resultado final sea lo mejor posible, tan bueno que la gente quiera consumirlo pero, sobre todo, ofrecer algo de lo que los consumidores se puedan sentir orgullosos de compartir.

Durante años los productos han sido algo tangible; coches, champús, bebidas, etc. Pero hoy en día hay muchos productos que no lo son; Twitter es un producto pero no se puede tocar ni sujetar. Internet ha dado paso a una nueva zona de oportunidades; por primera vez un producto puede hacerse publicidad a sí mismo. Facebook permite a sus usuarios compartir su propio producto entre sus conocidos; “¿quieres invitar a tus amigos?” o “gente que tal vez conozcas” son técnicas que promueven la difusión del producto y, además, con coste 0. El champú no hace eso.

Así que la moraleja que deberíamos sacar de aquí es que pensemos bien en si el producto que hemos pensado lanzar está listo o es un buen candidato para someterse a estas prácticas de marketing.

 

2. Analizar el mercado y en especial, al consumidor

Cuando el producto esté listo tocará hacer un análisis de datos recopilados; estos datos han de tener como foco principal al consumidor. Esta fase nos ayudará a definir el comportamiento de los potenciales compradores; así podremos trazar el camino por el que van a pasar, con quien se van a relacionar, dónde lo van a hacer y esa clase de cosas. Será en esos puntos donde debamos ir implementando los distintos hacks; es decir, los trucos, las ideas creativas de captación, etc.

En esta fase podemos hacer uso del ya famoso embudo de conversión. El embudo consiste en analizar el proceso que hace el usuario, desde que oye hablar de nuestro producto o marca, hasta que se convierte en cliente. A este proceso lo llamamos “proceso de conversión”, y un growth hacker debe conocerlo muy bien. El embudo de conversión será distinto dependiendo del negocio que tengamos, pero en esencia hay que crear un mapa que muestre el comportamiento de los usuarios.

qué es el growth hacking y cómo aplicarlo

 

3. Definir objetivos

El objetivo único ha de ser crecer, como ya hemos visto. Sin embargo, ¿cómo creceremos? Hay que establecer unas metas dentro del proceso de crecimiento que guiarán el camino y permitirán dividir el trabajo en pequeños objetivos más asumibles. Está demostrado que cuando nos ponemos pequeñas metas que se pueden terminar en un límite de tiempo más reducido, nos volcamos más y mejor en su resolución. De lo contrario, si nuestro objetivo es demasiado general y abarcarlo implica mucho tiempo y tareas dispersas, no avanzamos.  Hazte preguntas de este tipo para empezar:

  • Cuántos consumidores quieres conseguir por semana
  • Cuántos emails tendrás que enviar
  • Cuántas reuniones son necesarias
  • Si añades cierta herramienta al proceso, cuántos nuevos clientes puedes conseguir

 

4. Empezar a ser creativos

Recordad que la filosofía del Growth Hacking es buscar soluciones fuera de lo común a los retos más comunes. Por ejemplo: promocionarse, el primer peldaño que toda empresa ha de subir. Una estrategia de marketing tradicional utilizaría técnicas publicitarias que probablemente costarían mucho dinero. Pero en la mente de un growth hacker hay más posibilidades.

__ Incorporar la función compartir: una de las claves para empezar es incorporar opciones que permitan a los usuarios compartir tu producto. Que lo hagan implicará que el producto será enviado directamente a plataformas de medios sociales sin que tú hayas hecho nada; los usuarios harán el marketing por ti. Asegúrate que el modo en que permites a los usuarios compartir el contenido es el más sencillo posible, cuanto menos tengan que hacer, más dispuestos estarán a participar.

__ Incentivar la distribución: sabemos por experiencia propia que no siempre es suficiente que el botón de compartir esté delante nuestro para hacer clic en él, ¿o acaso habéis compartido todo lo que tenía un botón de compartir? El caso es que muchas veces hace falta un empujón; una buena idea es restringir parte del contenido a los usuarios y ofrecerle la posibilidad de verlo si se animan a compartir. Dropbox utilizó esta táctica durante un tiempo; animó a los usuarios a compartir contenidos a cambio de aumentar la capacidad de almacenamiento de sus cuentas de forma gratuita.

__ Aplicar el piggyback: esta técnica se basa en una especie de competencia sana y colaborativa. Pongamos como ejemplo el caso de PayPal y eBay: PayPal apareció cuando eBay ya existía, por aquel entonces los compradores de eBay desconfiaban de los métodos de pago que debían usar para comprar en la página. PayPal encontró en los consumidores de eBay a sus propios consumidores también; les ofreció un pago seguro, rápido y fácil. A medida que eBay crecía también lo hacía PayPal, ambas retroalimentaban sus clientes y se veía claro que el servicio de uno no podía estar completo sin el otro.

Estas son solo algunas de las técnicas que podéis aplicar en vuestra estrategia, existen muchas otras que ya han sido utilizadas, pero lo mejor son aquellas que creéis de cero; lo nuevo.

 

5. Encontrar buenos partners

Construir una red de partners es cada vez más sencillo. El objetivo ha de ser integrar tu producto con otras aplicaciones y herramientas que ya existen y cuya audiencia puede ayudarte a darte a conocer. Por ejemplo; imaginemos una startup de videojuegos que quiere ampliar su radio de visibilidad. Una buena opción sería integrar su juego con una aplicación como Dotaduff, que permite dar información y analizar a los distintos héroes del videojuego. Así toda la comunidad de Dotaduff podrá ver tus juegos.

 

6. Open mind

Recordad, para que el Growth Hacking funcione quienes lo lideren han de tener la mente abierta a cambios, a nuevas formas de trabajo y al mundo digital que nos rodea. La creatividad será parte del viaje en todo momento, así como la filosofía ahorradora. Ahorrar en tiempo y dinero no solo son las principales preocupaciones de cualquier startup, también han de ser sus metas.

Piensa que esto es solo una introducción a las posibilidades que abre el Growth Hacking dentro del marketing; sigue al día de nuestros post porque tenemos preparada una tanda de artículos relacionados con esta nueva profesión de los que puedes aprender mucho. ¡Te esperamos!

Postgrado en Growth Hacking

Convierte startups en una empresas de éxito

Quiero informarme

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

IEBS EN LAS REDES

BUSCA EN EL BLOG

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

Tags

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet
No gracias, seguir leyendo el post