Marketing Digital

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo del Marketing Digital

Marketing Digital

21 Mar 2016
Sé el primero en comentar

Qué es el Big Data y cómo usarlo en el marketing

MaloRegularBuenoSobresalienteExcelente! (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Imagen de perfil de Sonia Mañé Vernia

cómo aplicar el big data en el marketing

Nos adentramos en el Big Data y sus usos en el marketing de la mano de los especialistas Sergio Trigueros y Quim Berenguer. Si te gusta el contenido no te pierdas el vídeo que encontrarás al final del artículo; accederás al webinar realizado por estos dos especialistas y podrás ver en más detalle todo lo que te explicamos sobre cómo aplicar el Big Data en el marketing.

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

 

¿Qué es el Big Data?

Cuando hablamos de Big Data seguro que os vienen a la cabeza muchas definiciones; es un nuevo tipo de dato, es información en tiempo real, es una nueva tecnología, son grandes volúmenes de datos o simplemente nos suena por ser la última palabra de moda. Podríamos decir que es un poco de todo y no estaríais equivocados al suponer varias definiciones al mismo tiempo. El Big Data es, como bien dice la palabra, grande y complejo; se refiere a un conjunto de datos que nos muy difíciles de procesar con los sistemas de gestión disponibles o las aplicaciones tradicionales de procesamiento de datos.

Lo más complejo del Big Data es el ritmo al que evoluciona: antes teníamos pocas fuentes de información pero cada vez disponemos de más recursos nuevos de los que sacar más y más datos, como por ejemplo las redes sociales, los GPS, el wifi, etc. También crece la velocidad a la que recibimos estos datos y eso dificulta la tarea de decidir cuáles son útiles y cuáles no lo son; es decir, verificar su veracidad.

 

¿Qué hacemos con todos los datos?

Para gestionar el Big Data entra en juego el Business Intelligence; o una versión renovada del Business Intelligence, ya que esta disciplina evoluciona intentando adaptarse al ritmo de los datos. Con Business Intelligence nos referimos al conjunto de metodologías y tecnologías que nos permiten extraer, analizar y transformar los datos en información de utilidad, con el fin de crear distintas estrategias que se adapten a las necesidades concretas de cada empresa.

En esencia, lo que hacemos es extraer los datos y gestionarlos para obtener un conocimiento. En el proceso, los informáticos se encargan de recopilar y extraer los datos y posteriormente el data scientist se encarga de analizarlos. El data scientist es matemático, físico, estadístico e informático y sabe aprovechar todas sus formaciones para analizar y sacar todo el valor de los datos. No aplica test típicos, sino que crea nuevos algoritmos extraídos de lo que se analiza: algoritmos que van aprendiendo solos, van evolucionando y van proporcionando nueva información.

Las empresas solían sacar una “foto” de sus clientes; fija, inmóvil. Sin embargo, con el marketing del Big Data y el machine learning vamos sacando nuevos indicadores y datos que van variando, dándonos una imagen que ya no puede ser nunca fija, sino que ahora es dinámica.

 

¿Para qué sirve y cómo aplicar el Big Data en el marketing?

El Big Data, a pesar de ser algo que suene más bien propio de los expertos en tecnología, física y matemáticas, es en realidad la mayor y mejor herramienta que los especialistas en marketing pueden usar para sus campañas y estrategias. A continuación veremos una lista de los usos que se le puede hacer al Big Data en el marketing:

  • Elaborar estrategias de marketing personalizado: crear estrategias de comunicación adaptadas a nuestros clientes, según sus gustos, sus datos geográficos y toda clase de información.
  • Tener visiones de negocio más precisas: tradicionalmente las empresas funcionaban con tablas Excel que contenían los datos recopilados y que se enviaban a todos los departamentos. Por el camino, cada departamento hacia una aportación y en muchas ocasiones se perdían los daros entre unos y otros. Actualmente el Big Data permite crear una estructura de datos única, sin que se pierdan datos entre departamentos.
  • Ayudar en la segmentación de clientes: anteriormente analizábamos los clientes y veíamos cómo se clasificaban según sus características, sobretodo, socio demográficas, y se realizaban estrategias que se aplicaban durante meses para comparar los resultados del principio con los del final. Actualmente, podemos ir viendo mes a mes y semana a semana como los clientes van evolucionando y enfocar así las estrategias sobre la marcha mucho mejor.
  • Cazar oportunidades en ventas: a partir de las segmentaciones podemos ver en más detalle cómo cambian los clientes y localizar las oportunidades de negocios en base a ello. Por ejemplo, podemos ver qué productos ha visitado el cliente o ha comprado y recomendarle otro producto similar o complementario.
  • Tomar decisiones en tiempo real más acertadas: si pongo un producto a la venta en una hora determinada, en un lugar determinado, con el real time y el Big Data puedo ver cómo ese producto se está vendiendo y tomar decisiones en base a los resultados.
  • Para detectar y evitar la pérdida de clientes: podemos ver con patrones cómo los clientes se comportan y detectar qué va a hacer que el cliente abandone la compra o la termine realizando.
  • Para detectar fraudes: de la misma forma se puede ver cómo hacen el pago las personas y ver en qué frentes somos vulnerables a nivel de seguridad.
  • Cuantificar el riesgo: hay muchas clases de riesgo que se pueden detectar, ya sea relacionados con el abandono del cliente, con los métodos de pago o con estrategias de comunicación, entre otras.
  • Hacer seguimiento de tendencias del mercado: gracias a los datos podremos ver cómo las personas desarrollan sentimiento sobre nuestra marca, ya sean positivos o negativos, cómo se mueven en el mercado, qué lanzamientos les gustan más, qué productos son los más vendidos…
  • En la planificación y predicción: podremos predecir cómo va a ir el negocio con más probabilidades de acertar, gracias a la inmensa cantidad de datos podremos tener una planificación más exacta.
  • Para mejorar el análisis de costes: causa y efecto de lo anterior. SI tenemos mejor predicción y planificación también veremos mejor los costes que nos va a representar.
  • En el análisis del comportamiento de los clientes: ver cómo se comportan los clientes en el momento de la venta, en la interacción con la marca, la comunicación que le enviamos, etc.

Dependiendo del negocio que tengamos las necesidades de análisis serán distintas y podremos encontrar muchos más usos a los datos de los que acabamos de exponer. En cualquier caso es esencial comprender lo qué se quiere para definir bien los datos que más nos interesa conocer. En el video que encontraréis al final del post podéis ver cada sección explicada con más detalle si os interesa alguna en especial.

El marketing personalizado gracias al Big Data

Con toda la información que nos da el Big Data podemos extraer datos clave sobre el cliente: qué productos le interesan de la marca, qué productos están relacionados con su interés… Con esta información podemos crear estrategias que le vayan guiando en el proceso de compra para asegurarnos que lo complete con éxito o podemos clasificar qué campañas publicitarias enviarle y cuáles no funcionarían.

La clave está en saber cuándo y dónde te escuchan los clientes para ir allí a dirijamos a ellos. Al día, de media, podemos llegar a recibir 10 correos electrónicos promocionales. La mayoría ni los abrimos y van directos a la papelera. Las empresas han de poder identificar si el cliente quiere o no quiere recibir ese correo y esa información para no perder tiempo y dinero en la búsqueda de clientes que no quieren ser encontrados.

La segmentación de clientes es otra de las partes importantes del marketing personalizado. Podemos segmentar a los clientes de muchas maneras y siempre hay que contar con que la segmentación no es estática, sino que se va modificando. Por ejemplo, podemos segmentarlo según:

  • Comportamiento de compra: podemos ver qué compra, con qué frecuencia, cuánto dinero gasta, etc.
  • Comportamiento de consumo: se pueden categorizar los productos y ver si el usuario compra sólo una categoría o varias, probar de hacerle recomendaciones y estudiar si funcionan, etc.
  • Interacción con la marca: no todo el mundo se comporta igual respecto a la marca, debemos clasificar a los clientes según los productos que ven, si interaccionan en las redes sociales, etc.

Otra característica de la personalización gracias al Big Data la encontramos en la creación de las redes de influencia. Consiste en identificar mejor la captación de clientes a través de otros clientes que ya tenemos; analizando las redes sociales y las campañas MGM (un miembro consigue a otro miembro). Con los datos nuevos se pueden detectar qué relaciones tienen nuestros usuarios; si se conocen entre ellos, si actúan diferente ante los mismos estímulos, si son buenos promotores de la marca (es decir, que lo comparten todo en las redes y con sus amigos), etc.

 

Los retos del Big Data

  • Recoger datos no es suficiente: hacerlo conlleva unos costes con lo cual es preferible saber de antemano exactamente para qué los queremos y si vamos a usarlos.
  • Herramientas: elegir la que nos conviene tener según nuestras necesidades. No hace falta que las tengamos todas, sino aquellas que nos sirven para gestionar y analizar los datos que buscamos.

cómo aplicar el big data en el marketing

  • El tiempo: a medida que crece el volumen del Big Data disminuye también el tiempo disponible para analizar y tomar decisiones, Hay que aprender a ser precisos a la hora de saber qué análisis realizar según nuestro objetivo.
  • La legislación de la protección de datos: el Big Data ha entrado tan fuerte y rápido que las medidas para controlarlo a nivel de seguridad se están quedando atrás. La mayoría de los usuarios ceden sus datos sin saber muy bien que trato se va a hacer con ellos; esta incertidumbre debe disiparse y las compañías han de tener muy claros los límites así como transmitir efectivamente la política de datos a sus clientes.

Ya os adelantábamos hace un tiempo que el Big Data iba a convertirse en la tendencia de este año y que sería uno de los perfiles más demandados en el mercado laboral. Si queréis formaros en este campo del marketing tal vez os interese nuestro Postgrado en Big Data Marketing.

Postgrado en Big Data Marketing

Aplica el de Big Data Marketing a tu proyecto con el objetivo de sacar el máximo provecho de los datos

Quiero más información

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

IEBS EN LAS REDES

BUSCA EN EL BLOG

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

Tags

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet
No gracias, seguir leyendo el post