Emprendedores

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Emprendedores

Emprendedores

25 May 2016
3 comentarios

Cómo convertir una idea en una startup: guía paso a paso

MaloRegularBuenoSobresalienteExcelente! (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Imagen de perfil de Sonia Mañé Vernia

como convertir una idea en una startup

 

Mucha gente tiene grandes ideas, pero no tanta consigue llevarlas a cabo. Si estás cansado de que tus ideas se queden solo en eso; en ideas, empieza a tomar cartas en el asunto. ¿No sabes por dónde empezar? Hoy hemos preparado una guía para emprendedores en la que os damos una ruta a seguir para convertir una idea en una startup y, quien sabe, algún día en una gran empresa. Todo puede pasar, siempre y cuando empieces a trabajar en ello.

 

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

GUÍA PASO A PASO PARA CONVERTIR UNA IDEA EN UNA STARTUP

 

 

Primer paso: definir la idea


Sé lo más específico que puedas

Ningún negocio, particularmente los pequeños, puede serlo todo para todo el mundo. Cuanto más específica sea tu idea más fácil te será centrarte en un nicho de mercado y encontrar a tu público objetivo, pero, además, te será más útil a la hora de desarrollar estrategias. Especializarse en algo que nadie más hace sería lo ideal, pero si eso no es posible, hay que acotar al máximo la competencia intentando aportar servicios extra, productos nuevos, etc. Esa es la clave para la mayoría de las grandes empresas del mercado.

Por ejemplo, si has pensado en crear una agencia de comunicación, ¿cómo puedes destacar? Especificando qué clase de agencia quieres ser y qué servicios vas a ofrecer en concreto. Podrías ser una agencia especializada en contenidos para móvil, o una agencia especializada en diseño y, en concreto, en experiencias de usuario para aplicaciones o juegos. Cuando la empresa se haya asentado y sea conocida, puedes incorporar más servicios. Al empezar, verás que es imposible abarcarlo todo y que tu mejor baza es la especialización en un sector o área concreta.

Considerar todas las facetas de la idea

Convertir una idea en un negocio requiere pensar mucho acerca del producto o servicio previamente y contextualizarlo en una fotografía futura de cómo encajaría en el mercado.

Partiendo de esa base, piensa que al crear y definir tu idea, como emprendedor, has de hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué es lo que vendo?
  2. ¿Qué hace el producto o servicio que vendo?
  3. ¿Cómo es diferente o mejor que los otros productos y servicios del mercado?
  4. ¿Quién comprará mi producto o servicio?
  5. ¿Por qué comprarían mi producto o servicio y no otro?
  6. ¿Cómo se promocionará mi producto o servicio?
  7. ¿Quién es la competencia?

Cuando la idea empieza a ponerse en contexto, y se tiene en cuenta su papel en las distintas facetas del proceso de conversión a empresa, es cuando empezamos a poder evaluar con más precisión los potenciales riesgos y escollos que hay que afrontar.

Hay que pensar también que este proceso de maduración y definición de la idea es imprescindible para que posteriormente el emprendedor pueda presentar el proyecto a inversores, o a los clientes o incluso a los proveedores con más seguridad y con unos planteamientos y objetivos claros.

 

Segundo paso: encajar la idea en el mercado


Conducir un estudio de mercado es el primer paso para determinar si tienes una idea en la que vale la pena invertir o no.

Empieza tu búsqueda escribiendo cuál crees que es la necesidad o problema que puede solucionar tu producto o servicio; literalmente, escríbela y mantén siempre ese papel en frente de ti, bien presente.  

Descubre cuánta gente tiene ese problema o necesidad a la que vas a dar solución y selecciona a un grupo con el que puedas tener contacto para hablar con ellos sobre el tema. Considera hacer una encuesta a los que serán tus potenciales clientes para ver lo que opinan sobre tu idea y sobre cómo les gustaría a ellos que solucionaran su necesidad o problema. De esta manera sabrás de primera mano  qué busca tu público y podrás adaptar tu idea a sus necesidades.

Cuando ya tengas los resultados, investiga a la competencia y descubre si tu proyecto es suficientemente diferenciador del suyo como para poder competir y tener opciones de ganar.

 

Tercer paso: elegir cuál será tu marca


La marca será tu seña de identidad en el mercado y será el primer paso a tomar cuando empieces con la empresa. Esta parte irá antes que la propia creación de la empresa en términos legales porque en este punto decidirás el nombre de la empresa, su definición, etc. Más adelante podrás entrar en más detalles, pero te conviene saber exactamente cómo será tu marca antes de empezar para orientar todas tus estrategias a la identidad que vas a crear y que te va a definir.

Cosas a considerar a la hora de elegir un nombre:

  • Elige un nombre que describa el problema que vas a resolver.
  • Asegúrate de estudiar el éxito y fracaso asociado al nombre que eliges y qué impacto va a tener en tu audiencia.

Es momento también de asegurarse un dominio si vas a tener una web, para que tu nombre sea tuyo y de nadie más en Internet.

 

Cuarto paso: crear la empresa y asegurarse los derechos de propiedad intelectual


Si ya tenemos clara la idea y sabemos cómo puede funcionar en el mercado el siguiente paso será patentarla y asegurarnos de que nadie más pueda desarrollarla. La propiedad intelectual hace referencia al proceso por el cual un individuo o compañía consigue los derechos de un producto o empresa.

Es esencial seguir las pautas legales necesarias para patentar tu idea y empezar con el proceso de creación de la empresa. En ese aspecto te recomendamos informarte en las páginas oficiales del estado para usarlas como guía en el proceso. Anota todas las preguntas que te surjan y dirígete a una de las oficinas de ayuda con ellas, para poder encontrar respuestas.

 

Quinto paso: conseguir capital y empezar a montar la startup


Hacer un plan de negocios

El quinto paso será el más duro y el que se alargue más en el tiempo. Ahora toca hacer un plan de negocios que tenga en cuenta todas las partes que hay que potenciar de la nueva startup. Crear estrategias de marketing, campañas de ventas, definir el branding a fondo, etc. Todos los detalles y estrategias están en el aire y es el momento de entrar en ellas de cabeza para convertir los primeros planes que tenías en realidad.

Lo fundamental es establecer unos objetivos y ponerlos como meta. Los objetivos han de poder medirse para ir llevando un control de lo que se está consiguiendo. Piensa que este paso es fundamental para poder ir al siguiente: la presentación a inversores.

La financiación

Conseguir capital y empezar a montar la startup puede que vaya de la mano; si consigues un business angel, su tarea será no solo la de darte apoyo financiero, sino también apoyo de gestión y consejos. La forma en que consigas el dinero condicionará mucho el proceso de creación de la startup. Si dependes de inversores es probable que debas dar respuesta a ciertos criterios que te van a pedir cumplir, mientras que si puedes financiarte con préstamos o capital propio, habrá más libertad para decidir.

Te dejamos varias fuentes de financiación:

  • Concurso de emprendedores de IEBS: en breves anunciaremos el Concurso de Emprendedores de IEBS, en el que cada año varios proyectos consiguen financiación y mentoring. Puedes consultar la edición pasada aquí.
  • Semana del emprendedor de IEBS: se premia al mejor proyecto, puedes informarte aquí.
  • Business angels
  • Becas y ayudas
  • Aceleradoras

Elegir al equipo

Otro gran paso que tomar y una elección que va a marcar tu startup. La tarea de elegir al equipo merece ser explicada en otro post y, de hecho, ¡ya lo tenemos! No te lo pierdas, en él contamos las claves para elegir bien y conseguir la variedad que necesita una startup para no hundirse por el camino.


Tu startup ya está viento en popa y a toda vela, ahora llega lo más apasionante y duro al mismo tiempo. ¿Quieres conocer la vida del emprendedor con un poco de humor? Echa un vistazo a este post que preparamos. Si esta vida te convence y quieres de veras llevar adelante tu idea, asistir a la Semana del Emprendedor de IEBS puede ser una gran oportunidad; en ella podrás conocer a otros emprendedores, compartir tu idea con expertos y recibir mentoring. Sea la fase que sea en la que se encuentre tu plan, en la Semana del Emprendedor hacemos un curso gratis intensivo de todo lo necesario para poner tu idea en marcha. ¿Te animas?

Semana del Emprendedor de IEBS

Un curso intensivo y gratuito en el que encontrarás a expertos, mentoring y ayuda para hacer despegar tus ideas de negocio

¡Quiero apuntarme gratis!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

3 comentarios sobre “Cómo convertir una idea en una startup: guía paso a paso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

IEBS EN LAS REDES

BUSCA EN EL BLOG

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

Tags

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet
No gracias, seguir leyendo el post