IEBSchool - La Escuela de los Negocios y los Emprendedores

Contenido destacado del mes

Música en el cine: análisis y tipologías

¿Por qué la música es tan importante en una experiencia audiovisual? ¿cómo funcionan los mecanismos musicales para generar emoción en el espectador? ¿qué posibilidades me ofrece la música para dialogar con la imagen?. En este post tienes las claves. “En … [ leer más ]

Lo más leído

Tags

No sólo de interactividad vive la comunicación 2.0

10 noviembre, 2013, en Artículo por José Abellán
Tags: , , , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

La revolución digital ha puesto una enorme cantidad de nuevas y potentes herramientas a nuestra disposición. Pero entonces, si la tecnología ha revolucionado nuestras herramientas, ¿no debe implicar esto una revolución en las propias historias?. Sí, claro, pero, ¿de qué manera?. ¿Estamos hablando de una “historia 2.0”? ¿Acaso estamos ya en “la 3.0” y no te has enterado? ¡Horror!.

Antes de continuar, un breve matiz. Parece que todos tenemos una cierta tendencia a pensar que las formas tradicionales de narrar historias son un poco rancias y ha llegado el momento de innovar. Bien, desde hace tres años el proyecto Everything is a Remix publica investigaciones, análisis y reflexiones sobre el hecho que toda obra creativa es una suma de obras derivadas y, a veces, esa suma se convierte en multiplicación y consigue llegar a ser innovadora.

Para la comunicación en internet parece que la interactividad tenga que ser la clave, pues el concepto de consumidores pasivos es ya de hace casi dos décadas. Es lógico pensar que los consumidores de la era digital quieran interactuar con sus historias, controlarlas, participar en ellas… Por eso quiero compartir con vosotros un artículo sobre la interactividad que espero nos haga debatir y reflexionar: Story 2.0: The Surprising Thing About The Next Wave Of Narrative de Jonathan Gottschall (autor de The Storytelling Animal: How Stories Make Us Human).

Gottschall cree, y yo también, que los narradores maestros son magos que nos llevan a un trance: cuando nos fascinamos por la historia perdemos la noción de nuestro entorno inmediato, nuestra mente nos teletransporta a un universo alternativo (los psicólogos llaman a este fenómeno el transporte narrativo). Bien, pero la chicha viene ahora: para él la interactividad es un problema y atentos a la reflexión porque da mucho para debatir.

Afirma que no hay evidencia de que el público realmente quiera interactividad en sus historias, pues la interacción es precisamente lo que la mayoría de nosotros no quiere durante la hora del cuento: cuanto más interactuamos con una historia, cuanto más nos relacionamos con ella, más tenemos que mantener el estado de alerta de la mente que funciona en el mundo real. Por eso la interacción nos impide llegar al trance de ensueño que constituye gran parte de la alegría y el poder de la historia.

Quizá el artículo tenga un ramalazo darwiniano que trata la manera de contar historias como una evolución genética que ha ido evolucionando y perfeccionándose a lo largo de la existencia de la humanidad. Y quizá no sea TAN así, quizá la experiencia del espectador pueda cambiar o esté haciéndolo. Pero algo de cierto hay en que gracias a la evolución oral se han forjado los mecanismos narrativos principales: dictando imágenes en las mentes y sentimientos en los corazones de la audiencia, manejando un enorme poder. Antiguamente sólo con las herramientas humanas más naturales (la expresión del rostro y las manos, su voz y su historia) y en la actualidad, sorprendentemente, no han cambiado tanto.

Es verdad que la tecnología está cambiando radicalmente la forma en que consumimos historias, quizá también, a veces, en los mecanismos narrativos estructurales pero la tecnología no está cambiando los mecanismos narrativos fundamentales. Eso es cosa de personas, no de herramientas. Los mecanismos estructurales se centran en los actos (cómo contamos) mientras que los fundamentales se basan en la dramaturgia (qué ocurre y a quién).

Por eso creo que uno de los objetivos de los comunicadores de la actualidad es generar un imaginario acorde con los valores y hechos del entorno en el que vivimos. Debemos ser capaces de generar personajes, conflictos, obstáculos y objetivos actuales, pues no sólo de interactividad vive la comunicación 2.0. En este recopilatorio de Códigos Fuentes de Embed, donde se comparten influencias audiovisuales en red, se pueden empezar a sacar ciertas conclusiones sobre esta dramaturgia 2.0.

Para los más marketinianos, soy consciente que en la narración de negocios la conexión con el “hombre común” es la clave y que en la construcción de esa identidad participan arquetipos establecidos, en cierto modo eficaces, por eso puede parecer peligroso experimentar con la dramaturgia, con “lo nuevo”. También sé que el espectador-usuario-prosumer está cansado de “narraciones estereotipadas y velos luminosos de felicidad anglo-galáctica” y que la publicidad cada vez agota más, así que, si una de las cosas que busca el marketing es diferenciarse, ensanchar la dramaturgia en su comunicación ha de ser uno de sus objetivos.

Entonces, ¿dónde está la posible innovación y el emprendizaje en la comunicación? ¿cómo conseguir diseñar ese imaginario de valores y hechos del entorno? ¿cómo comunico yo ahora?.

_______

JAF oct13

Sobre el autor de este blog: Jose Abellán

Licenciado en Comunicación Audiovisual, master en Gamification y Narrativas Transmedia (cursando). Cuando entra en la partida, todas las criaturas y proyectos ganan +15 en motivación intrínseca. Más de mí en:

3 comentarios para No sólo de interactividad vive la comunicación 2.0

Responder a Laura Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

comentarios para esta entrada